7-Eleven y Sainsbury’s avanzan con las tiendas sin cajero

7-Eleven inauguró su primera tienda sin cajero de Australia. Había lanzado el sistema el año pasado y planea extenderlo. Sainsbury’s abrió en UK. Una tendencia que crece en el retail.

Imagen: @7ElevenAus.
  • 7-Eleven avanza en su plan de mercadotecnia enfocado en tiendas sin cajeros: inauguró una tienda en Australia.

  • Algo similar prueba Sainsbury’s en Londres.

  • Una tendencia que crece, pero sin prisa.

Ubicada en Richmond, Melbourne, 7-Eleven abrió la primera tienda en Australia bajo la modalidad checkout-free. Es la primera fuera de los Estados Unidos.

Inicialmente, fueron implementadas bajo una modalidad de prueba en Dallas, en octubre de 2018.

El sistema es similar al que lanzó desde abril de este año Sainsbury’s en una de sus sucursales del centro de Londres, donde ofrece a los compradores escanear los productos con el smartphone mientras recorren los pasillos y luego pagar usando una aplicación en sus teléfonos.

“A nadie le gusta esperar, por lo que eliminar las colas era parte de la misión de esta decisión de ir a este sistema”, dijo Angus McKay, CEO de 7-Eleven, en un comunicado publicado por InsideRetail. “La tienda parece más grande y los clientes evitan tener que ir hacia un único lugar de pago. Es una experiencia nueva, sin fricción”, definió.

7-Eleven viene trabajando en el concepto de tiendas sin dinero en efectivo y sin cajeros desde hace un año. Antes de comenzar a usar la modalidad en Melbourne, probó el concepto en otra tienda, en paralelo con los medios de cobro tradicionales.

Los clientes también tienen que cargar una selfie para usar la aplicación, de modo que el personal pueda identificarlos sin tener que estar junto a ellos mientras compran.

La idea es que los empleados puedan estar seguros de que los clientes pagan antes de salir de la tienda con los productos.

Imagen: 7elevenstories

Si bien va en la misma línea, el sistema no es igual el implementado por Amazon Go, donde se evitan por completo estos procedimientos porque los artículos que los clientes recogen de las estanterías son detectados por cámaras y sensores, y la aplicación los agrega al carrito digital de forma automática, sin ningún escaneo.

Lento y bajo la modalidad de prueba

Aunque estas nuevas modalidades tienden a crecer, su masificación demorará tiempo. En las ciudades donde se implementó en Estados Unidos, han habido denuncias relacionadas con personas que dijeron sentirse discriminadas por no tener teléfonos inteligentes o una cuenta asociada con los retailers que operan de esta manera.

Amazon, a su vez, confirmó que comenzará a aceptar efectivo en sus tiendas Amazon Go.

Woolworths, otra tienda de alimentos australiana, también está testeando una aplicación de escaneo y pago.

Volviendo a Sainsbury’s, avanza lento: reconoció que por ahora lo de UK “es un experimento en lugar de un nuevo formato”. La directora digital, Clodagh Moriarty, dijo que “no se ha hecho antes en el Reino Unido” y que están expectantes a ver “cómo responden los clientes a la experiencia”.

SmartShop-Scan. Imagen: Sainsbury’s.

Un dato: los productos que tienen alguna restricción de edad para la compra, como el alcohol, deben ser autorizados por miembros del personal de la cadena de alimentos.

La estrategia de mercadotecnia de 7-Eleven tiene por detrás la idea de impulsar su programa de lealtad 7Rewards, ofreciendo diversas recompensas a los clientes que utilicen el nuevo sistema.


loading...