La productividad es una de las cosas que busca cualquier empresario para sus trabajadores, para que así rindan más en el trabajo y puedan realizar el mayor número de tareas. Aunque pienses que la mejor tecnología y unas buenas instalaciones son suficientes, no estás en lo cierto.

Según la Organización Internacional del Trabajo, la mala alimentación reduce hasta en un 20% la productividad laboral y aumenta la obesidad y el sedentarismo entre los trabajadores. Hay países, como por ejemplo Colombia, en los que la tasa de productividad laboral, según datos del Conference Board Total Economy, es de las más bajas.

Es normal que, como trabajo, debido al estresante ritmo de vida que llevas no prestes especial atención a los alimentos que consumes a diario y esto ocasiona un bajo rendimiento laboral y esto repercute en disminuir la productividad diaria.

Pero, ¿sabes cuáles son los alimentos que deberías comer para que productividad no se vea reducida? A continuación te ofrecemos algunos de los que no pueden faltar en tu dieta diaria.

Fruta

Este alimento aporta minerales, vitaminas y fibras necesarias para que tengas un buen estado nutricional y de salud. Por ejemplo, el plátano es una buena fuente de energía y también cuenta con el potasio necesario que te vendrá muy bien para desempeñar tu trabajo.

Cereales integrales

Los cereales aportan carbohidratos, minerales, vitaminas y fibras y te aportan la energía necesaria para desempeñar tus diferentes tareas en el trabajo y además ayudarte a mantener un buen funcionamiento intestinal.

Carnes

Estos alimentos son ricos en tirosina. Esto te permitirá mantener una buena productividad laboral durante el día ya que ayuda a regular tu estado de ánimo y también ayudan al adecuado funcionamiento del sistema nervioso central.

Verduras

Una de las principales verduras que no pueden faltar en tu dieta son las espinacas, que ayudan a disminuir el estrés y estabilizar el estado de ánimo.

Frutos secos

Hay frutos secos como las nueces, almendras y avellanas que son perfectos para que puedas mantenerte activo durante el día, puesto que su aporte de Omega 3 contribuye a mantener tu mente ágil y saludable.

Pescados

Sobre todo, debes incluir en tu dieta el salmón, atún y sardinas, ya que aportan Ácidos Graso Omega 3, que te ayudarán a mantenerte activo y protegido de enfermedades cardiovasculares. Además favorecen el funcionamiento del sistema inmunológico.

Además, en tu alimentación, debes tener en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que las grasas deben representar entre el 15 y el 30% del consumo diario, las grasas saturadas deben constituir menos del 10% de ese total; los carbohidratos deben estar entre el 55 y el 75% del consumo diario: las proteínas deben aportar entre el 10 y el 15% de las calorías y la sal debe estar limitada a menos de 5 gramos por día.

Y tú, ¿sabías que una buena alimentación puede influir en tu productividad?