Sin duda alguna, la productividad es algo a lo que todo trabajador aspira y es que, según el portal de Jeff Bullas, el no ser productivo representa un enorme impacto en la empresa en la que trabajas y es que esto hace que el trabajo siga acumulándose, así que no debes ignorar esto y hacer que tu productividad siga cayendo en picado.

Aunque no lo creas, existen muchos hábitos en tu día a día que te pueden hacer ser menos productivo. Así que si quieres llegar al nivel más alto de productividad, no dudes en eliminar estos hábitos y seguro que lo consigues y logras acabar tu trabajo siempre a tiempo y sin distracciones. ¡Toma nota de nuestros consejos y ponlos en práctica!

1.- No respetar los descansos

Como ya sabrás, es imposible mantener una atención plena durante 8 horas seguidas. Tu cuerpo te pedirá desconectar cada cierto tiempo. Normalmente, por una jornada laboral de 8 horas, la parada o descanso obligatorio es de 15 minutos. Así que no dudes en tomártelo ya que si no lo haces esto te puede afectar de varias formas y hará que disminuya tu productividad.

2.- Olvídate del multitasking

Aunque creas que sí, no puedes hacer más de una cosa a la vez y es por eso por lo que el multitasking es considerado también como uno de los malos hábitos que disminuyen tu productividad. Puede que creas que realizar dos tareas al mismo tiempo servirá para hacer más en menos tiempo pero lo cierto es que la realidad es totalmente opuesta ya que el multitasking te puede llevar el doble de tiempo que realizar cada tarea de una en una.

3.- No revises constantemente el email

Uno de los malos hábitos más comunes y que más afectan a la productividad es revisar el email constantemente. Aunque te parezca increíble, cada vez que revisas el email estás perdiendo 25 minutos de trabajo productivos y es que dejar de hacer lo que estabas haciendo para leer el email y regresar a la tarea anterior rompe tus niveles de concentración y es algo que te hará menos productivo. Es por eso por lo que lo mejor es que te marques un momento de tu jornada para revisar tu correo electrónico.

4.- Dejar lo más importante para el final del día

Si tienes una lista infinita de tareas lo más seguro es que estés deseando reducirla cuanto antes. Lo ideal es que no comiences con las tareas pequeñas y poco importantes sino que tendrías que empezar tu jornada haciendo las tareas más urgentes o importantes. Así te asegurarás de que las tareas más primordiales queden finalizadas.

5.- No dormir el tiempo suficiente

Aunque es ideal que desconectes después de un largo de trabajo, también es cierto que necesitas dormir unas 7-8 horas al día para recargar las pilas. Debes marcarte una rutina de sueño diaria y te proporcionará una mejor calidad de sueño, para que así estés más descansado y rindas más.

loading...