x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

5 sombreros del agricultor

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Este espacio se queda corto para seguir contándoles como un agricultor es maravilloso anfitrión, asesor como pocos, psicólogo, agrónomo, científico y vendedor entre otras muchas virtudes.

Independientemente a lo que nos dediquemos, no es raro que a lo largo de nuestra carrera profesional tengamos la oportunidad de conocer a personas que nos inspiran e influyen positivamente en nosotros, desde un profesor que nos motivó a estudiar su materia con énfasis hasta el líder en una organización que obtenía un compromiso irrestricto para lograr los objetivos que se nos planteaban.

Pues en el campo, agricultoras y agricultores logran mostrar y compartir más de una dimensión de sí mismos, pues su impacto va más allá de la ya de por sí extraordinaria labor de producir alimentos y con su talento, entrenado o innato, tocan distintas disciplinas dignas de ser comentadas y por ello en esta ocasión me permito traer para ustedes algunos aprendizajes que estos personajes han logrado posicionar en muchos de quienes trabajamos para esta industria y cómo juegan distintos papeles en el escenario agrícola.

Roles del agricultor

El Financiero: A diferencia de un cliente común, cada temporada y por cada cultivo, el agricultor debe gestionar recursos financieros para lograr implementar su plan de trabajo. 

Desde la renta de la tierra o quizá garantizar los insumos en un par de hectáreas en caso de ser un pequeño productor hasta inversiones en maquinaria o equipamiento de sistemas de riego en un agricultor con más estructura, todos ellos deben buscar la viabilidad financiera para cristalizar sus proyectos y evalúan distintas herramientas no solo para establecer lo que más convenga de acuerdo al caso. 

El Negociador: Con empresas proveedoras de insumos, con módulos de riego para conseguir agua en tiempo, con las autoridades locales y federales, con otros agricultores… ¿con quién no negocia un agricultor? Su labor por definición no puede entenderse sin la interacción con múltiples entidades y personas de distinto impacto en sus planes de siembra o comercialización. 

Le puedo asegurar sin temor a equivocarme que, si usted ha negociado con compradores en una cadena comercial o con alguna entidad gubernamental, negociar con un agricultor es definitivamente una de las experiencias más retadoras y que más aprendizajes le puede dejar pues son francos, directos y defienden sus creencias y necesidades con toda clase de hábiles argumentos. Dicho con todo respeto, estas interacciones son más aleccionadoras que varios entrenamientos que he tenido la oportunidad de cursar.

El Speaker: Sin duda alguna la facilidad de palabra es parte de las habilidades del agricultor y no me mal interprete, estimado lector, no pretendo hacer una evaluación del talento verbal de mis clientes, sino que quiero destacar su capacidad de influencia. 

La agricultura es una industria que reacciona sensiblemente al word of mouth – boca a boca – como técnica de difusión de mensajes y la voz del agricultor suena y suena fuerte pues no solo manifiesta sus inconformidades, sino que puede ser un promotor de alto valor de un producto o servicio si éste cumple sus expectativas. 

Un agricultor es el mejor vocero para dirigirse a otro agricultor y su credibilidad está a toda prueba.

El team player: Ya sea al frente de una cuadrilla de trabajadores, con sus familiares para ser un gran equipo de trabajo, particularmente con sus hijos, para mover a una comunidad y en otros tantos ejemplos, el agricultor sabe su papel como parte de un equipo y sabe ser miembro activo, participa en las decisiones que afectan su comunidad y suele agruparse para buscar causas comunes. 

Es así que en ciertas regiones las asociaciones de agricultores que no tienen fines políticos, logran amalgamar grupos muy relevantes en pro de sus necesidades, circunstancia difícil de entender desde la óptica de un cliente convencional pues ¿cuándo han visto a un grupo de clientes de ropa deportiva buscando un fin común? 

El innovador: La agricultura tiene innegables apegos culturales con la historia de las familias y sus campos, pero la innovación y las nuevas tecnologías no se pueden desarrollar, implementar y mejorar sin el partnership con los agricultores. 

En este negocio como en ninguno, las barreras de adopción se pueden superar sí y solo sí se dejan a un lado los actos de fé por parte de quienes proveemos esas nuevas herramientas y se transforman en beneficios tangibles para nuestros cliente y las famosas “razones para creer” tienen que ser más sólidas que las soluciones tecnológicas en si mismas. Involucrar siempre al agricultor en los desarrollos es la mejor recomendación en este sentido.

SEMBRANDO REFLEXIÓN

Este espacio se queda corto para seguir contándoles como un agricultor es maravilloso anfitrión, asesor como pocos, psicólogo, agrónomo, científico y vendedor entre otras muchas virtudes, pero lo que en realidad quiero resaltar es su capacidad para compartir pues es todo menos egoísta y es la agricultura una oportunidad sin igual para conectar con los clientes como individuos y no como un renglón más en nuestro estado de resultados.

Y usted, ¿cómo se lleva con sus clientes? ¿también los admira? Nos saludamos en unos días con más historias del surco y el agromarketing.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados