5 fobias del siglo XXI y la era digital

Hasta el Twitter tiene miedo

Internacional.- Los cambios en el estilo de vida de los individuos a partir del social media y el vertiginoso intercambio de información en la era digital, han contribuido a la creación de nuevas fobias que antes no existían. Miedos que tienen que ver con las redes sociales, con la falta de nuestros dispositivos móviles y con no aprovechar al máximo nuestro tiempo según nuestros exigentes estándares. Aquí tenemos cinco fobias de la era moderna.

Más notas relacionadas:
Infografía: 10 populares empleos que no existían hace 5 años
5 carreras que podrían nacer en el 2014
Las nuevas tecnologías modifican al marketing: 3 grandes cambios

Socmefobia
Es el miedo a las redes sociales. Las personas que sufren de socmefobia no quieren tener absolutamente nada que ver con cualquier plataforma como Facebook, Twitter y semejantes. Un desorden propio y exclusivo del siglo XXI.

Nomophobia
Es el miedo de estar lejos de nuestros dispostivos móviles. Tiene que ver con el pánico que se manifiesta en la boca del estómago cuando al salir de nuestra casa y llevar buen camino recorrido, nos damos cuenta de que olvidamos nuestro celular. Por supuesto, quienes la sufren en mayor medida pueden llegar a tener crisis severas de ansiedad.

Agmenofobia
Una fobia propia de los que tienen una vida particularmente agitada. Cuando al ir de compras y formarse en una cola para pagar, empezamos a notar que la que no elegimos se mueve más rápido y empezamos a tener síntomas de ansiedad, desesperación y miedo, estamos sufriendo de Agmenofobia. La idea de que hay miles de cosas más importantes que hacer que estar esperando en la línea lenta puede ser desquiciante.

Allodoxafobia
Ningún experto en mercadotecnia debería sufrir de allodoxafobia: el miedo a las opiniones de los demás. Es una fobia social que se puede manifestar en cualquier momento de nuestra vida, aunque no la hayamos padecido antes. La gente comienza a padecer miedo cuando se expone.

Kainolofobia

Es el miedo a todo lo nuevo. Con el correr imparable de la información de un lado a otro, desde cualquier medio, mediante cualquier vía, esta fobia comienza a manifestarse con mayor frecuencia y cada vez más fuerte. Novedades, noticias recientes y nuevas experiencias deben estar fuera del alcance de los que sufren kainofobia.