5 consejos para relajarte después de un día de trabajo

México, D.F.- El estrés es un padecimiento común en todas las áreas profesionales, radica en que los pensamientos del individuo que lo padece, oscilan constantemente entre el futuro y el pasado. Lo cual provoca que nunca consiga  un descanso efectivo. Por ello, te presentamos cinco consejos para relajarte después de un largo día de trabajo.

Más notas relacionadas:

5 consejos para sobrevivir el primer mes en tu nuevo empleo
5 tipos de empleos en publicidad que deberías rechazar
5 consejos infalibles para conseguir empleo en 2015

La recompensa al llegar a casa después de un largo día de trabajo, sería poder desconectarse de los problemas cotidianos. Sin embargo, esto pocas veces sucede de forma natural. Por ello, nos dimos a la tarea de investigar algunas medidas efectivas para lograrlo.

1. Lee

¿Hace cuánto tiempo que no lees en un sitio que no sea el transporte público? Una buena forma de relajarte, es dedicar un tiempo exclusivo a la lectura, sin estar conectado a Internet o mirando televisión. Toma unos momentos para terminar el libro que dejaste inconcluso o para leer uno nuevo.

2. Da un paseo

A veces la rutina nos impide ver más allá de nuestras labores cotidianas. Salir a pasear, hacer ejercicio o una breve caminata nocturna, cambiará la perspectiva de tu rutina diaria.

3. Diviértete

Bien dicen que la risa es alimento para el alma.  Si tienes hijos puedes aprovechar para compartir unos minutos divertidos con ellos. Y si estás soltero, puede buscar una actividad lúdica que te agrade por ejemplo, una partida de ajedrez, los videojuegos o un buen juego de naipes. No hace falta pasar tres horas jugando, con 30 minutos que dediques a este tipo de actividades dormirás mejor y libre de estrés.

4. Medita

La meditación regula la presión arterial, mantiene en estado de alerta a la mente y hace posible que quien la práctica, tenga una mayor capacidad de atención. No es necesario que obligues a tu mente a quedar en blanco, inicia simplemente descansando.

5. Toma una ducha

Después de un ajetreado día, una lucha es el mejor relajante, pues te ayudará a relajar tus músculos y a descansar mejor.