4 formas sencillas de iniciar hoy mismo tu capacitación

¿Cuánto has invertido en nuevo aprendizaje y capacitación? Cualquiera que sea tu profesión la capacitación constante es importante. No puedes ni debes quedarte atrás. Estudiar y finalizar una carrera es el principio de un camino de interminable aprendizaje.
En ocasiones esperamos que la empresa para la que trabajamos de ese primer paso, y sean los responsables de nuestro crecimiento y formación, sin embargo hoy en día el aprendizaje está al alcance de todos, solo hace falta tener mucho entusiasmo e interés

A continuación 4 formas sencillas de iniciar hoy mismo tu capacitación:

Clávate en un tema y estúdialo a fondo: Malcom Gladwell en su libro “Outliers: The story of success” habla sobre la importancia de alcanzar la excelencia a través de la práctica constante. De acuerdo a sus estudios, se debe tener una acumulación de 10.000 horas de práctica, es decir 10 horas por semana en 20 años, 20 horas por semana en 10 años o 40 horas por semana en 5 años. En su libro menciona el ejemplo de Mozart quien comenzó a componer a la edad de 7 años pero sus mas grandes sinfonías fueron compuestas después de los 21 años, cuando ya había acumulado más de 10,000 horas de práctica. La práctica constante puede llevarnos a conocer un tema a profundidad, así que: ¡A empezar hoy mismo a clavarnos en un tema y estudiarlo a fondo!

Busca fuentes de capacitación gratuita en línea: Si el pretexto para estudiar es el tiempo o el dinero, existen una infinidad de posibilidades para capacitarse en línea de forma gratuita. De forma enfocada y disciplinada la red puede ofrecerte grandes oportunidades de aprendizaje, solo procura dedicar horas específicas al tema y no te disperses con otras páginas o información. Existen buenos programas en línea de cursos gratuitos, por ejemplo: coursera.org.

Intercambia libros: Leer es parte fundamental del crecimiento personal. Leer debe ser un hábito que tenemos que desarrollar si queremos ser conocedores o expertos en algún tema. Una vez que tomas el gusto por la lectura difícilmente lo puedes dejar. Inténtalo. Si crees que los libros son caros, piensa que pueden costar menos que un par de zapatos y te llevarán a muchísimos más lados. Una buena idea es organizar un intercambio de libros. Puedes planearlo como un evento en tu oficina en donde la gente pueda tener acceso a diferentes libros a cambio de otro libro. O incluso un rinconcito para donar aquellos libros que ya no se leen para que otras personas puedan tener la oportunidad de leerlos sin ningún costo. Igualmente puedes encontrar opción de leer en línea de forma gratuita. Lo importante es que leas.

Forma un círculo de talentos: Formar un grupo de personas dentro de la empresa que pudieran compartir de forma voluntaria sus conocimientos sobre un tema. Hay que recordar que el conocimiento solo es válido si se comparte. Seguramente surgirán una gran variedad de temas que pudieran ser de interés para otros. Desde arte, cocina, cultura, tecnología, idiomas, etc.

La consultora y capacitadora Molly Sargent dice: “¿Has invertido en tu capacitación lo mismo que en el mantenimiento de tu coche? yo digo que aprender es maravilloso, es increíble la capacidad que tenemos como seres humanos de adquirir y retener conocimiento, cuando aprendemos nos sentimos útiles, productivos y felices. No dejes pasar un día más en invertir en ti mismo, en adentrarte en temas que te apasionen y te gusten mucho pero sobre todo en ser una persona que comparte con los demás todo lo que sabe y conoce.

Besos azules

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299