4 estrategias para una buena relación entre agencias de publicidad y clientes

MORE agencia de investigacion

México.- Las relaciones entre agencias y clientes no se trabajan desde una sola vía. Ni la agencia tiene total responsabilidad de adivinar qué es exactamente lo que el cliente quiere, ni el cliente tiene que decirle a la agencia cómo hacer su trabajo. Se trata de encontrar un equilibrio entre todos los extremos.

Más notas relacionadas:
4 tips para la agenda de publicidad del 2014
4 herramientas que las agencias de publicidad deben sugerir a sus clientes
4 razones por las que es importante contar con una estrategia de mercadotecnia

Sólo mediante cooperación y buena disposición de ambas partes, se pueden llegar a relaciones y resultados efectivos, que además son medibles. Gracias a la fiera competencia, se vuelve cada vez más importante que la relación entre clientes y agencias de publicidad sea sólida y positiva. Aquí algunos tips que se deben tomar en cuenta de ambas partes.

1. Transparencia
Transparencia en la comunicación, en las expectativas y los tiempos. Esa transparencia terminará desembocando en confianza, que aumentará la eficiencia. No hay más que buenos lados para la transparencia. Cuando, por ejemplo, sientes como agencia que el cliente está pidiendo imposibles, ser transparente en tus posibilidades y tiempos ayudará a que ambos lleguen a un acuerdo plausible. No se trata de un estira y afloja para ver quién tiene la razón, sino de una actitud proactiva en acciones y decisiones.

2. Conocer los valores y filosofías del cliente
La agencia tiene el deber moral de conocer los valores y la filosofía del cliente, de este modo jamás incurrirán en desastres que dejen en mal a la marca, o mostrarán proyectos que no se acoplen a ella. Saber qué sostiene la marca y qué busca, ayudará a que el plan de publicidad tenga un mejor camino, hará más fácil tomar decisiones creativas y podría resultar inspirador. El cliente, además, se sentirá apreciado si la agencia toma medidas respecto a esto y muestra interés que no es superficial. No caerá mal que los clientes también estén conscientes de la filosofía de la agencia que contratan.

3. Marcar procesos definidos
Una estrategia clara y concisa, marcada desde ambas partes, será vital para un buen desarrollo de concepto. Marcar los pasos, las fechas, tener siempre a la mano los datos necesarios, definir los presupuestos, estar listos para eventualidades. Un calendario puntual ayudará a que ambas partes estén conscientes de sus responsabilidades y que haya un mejor manejo de las herramientas.

4. Paciencia
Ambas partes la requieren. Tanto el cliente debe ser tolerante con los tiempos requeridos por la agencia para lograr un resultado único, como la agencia debe ser tolerante si el cliente no tiene ideas creativas conceptuales perfectamente definidas. Ninguna de las dos partes debe presentarse esperando un milagro, sino espacio para trabajar adecuadamente.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.