Cada vez son más la empresas que deciden implementar el Home Office debido a sus numerosos beneficios que presenta. Trabajar desde casa está muy aceptado en muchos países y, por ejemplo, en México, el 75% de personas que respondieron a una encuesta sobre esta modalidad de trabajo, consideran el Home Office ya que es “muy importante” la flexibilidad laboral y el hecho de que mejore su productividad e incluso un 48% de los encuestados pensaría en dejar su empleo actual para trabajar desde casa.

Pero, a pesar de que el Home Office presenta numerosos beneficios, lo cierto es que hay muchos enemigos a los que te tendrás que enfrentar si trabajas desde casa. A continuación te vamos a presentar los 5 principales enemigos de esta modalidad de trabajo y a los que tendrás que hacer frente.

1.- La opinión de tu familia es que no estás trabajando

Esta es quizá la mayor queja de todas las personas que practican Home Office. Tu familia, normalmente, al saber que estás en casa, pensarán que estás descansando y no trabajado y piensan que, como estás en casa, podrán interrumpirte sin ningún tipo de problema.

Así que será normal que tu familia y amigos más íntimos insistirán en llamarte por teléfono o visitarte mientras estás trabajando, algo que seguro no te sentará nada bien y que será difícil que evites.

2.- Disponibilidad 24/7

Si trabajas en la oficina y te llaman a horas intempestivas siempre tienes la excusa de que no podrás trabajar en lo que te piden ya que te has dejado papeles o documentos necesarios para llevar a cabo tus tareas en la oficina. Pero esto es algo que no podrás evitar si trabajas desde casa.

Imagina que un cliente te llama para que le soluciones un problema, entenderá que tu disponibilidad es 24/7 (es decir, estás disponibles las 24 horas del día los 7 días de la semana) para poder solucionar el problema de la forma más rápida posible.

3.- Dificultad para desconectar

Si trabajas en una oficina, es más fácil desconectar del tema laboral. Normalmente, cuando sales de la oficina y llegas a casa, no hay sitio para el trabajo sino para el relax y podrás desconectar fácilmente de tus problemas laborales.

Esto es algo que no ocurre si practicas Home Office ya que no puedes salir de tu casa y volver a entrar. Si trabajas desde casa es posible que necesites desconectar pero no puedas, a no ser que te vayas de vacaciones.

4.- Falta de concentración

Si disfrutas de un lugar tranquilo y ambientado para el trabajo, trabajar desde casa puede fomentar la concentración pero esto no ocurre siempre. Si tienes hijos y vives en un lugar ruidoso, la falta de concentración será una constante en tu día a día.

Es difícil callar a las personas que viven en tu hogar, así que lo mejor para conseguir la concentración si realizas Home Office, lo mejor es que uses unos buenos cascos y te pongas buena música. Así desconectarás de lo que hay a tu alrededor y podrás meterte de lleno en tu trabajo.

Y tú, ¿cuáles son los inconvenientes que le ves a trabajar desde casa?

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.