El Home Office es una tendencia laboral que, cada vez, está más en auge y en México, por ejemplo, el 57% de las empresas ya utiliza esta modalidad en algún grado, según datos ofrecidos por la empresa Manpower. Sin duda alguna, el Home Office tiene un impacto muy positivo en la productividad y es una alternativa para disminuir la contaminación de las ciudades.

Según Microsoft, el Home Office puede incrementar la productividad de un equipo de trabajo hasta en un 30% y supone un ahorro para la empresa como para el trabajador. Asimismo, el Home Office es una de las prácticas laborales preferidas por los Millenials.

Eso sí, no todo el mundo sirve para practicar Home Office, por lo que para que sea efectivo, tienes que tener clara tu estrategia para que así trabajar en casa no sea un fracaso y logres la productividad que todo trabajador necesita para lograr sus objetivos. Para que practiques Home Office de forma exitosa, a continuación te vamos a ofrecer una serie de consejos que debes tener en cuenta.

1.- Designar un espacio

Con el Home Office puedes tener un control total de tu espacio de trabajo. Eso sí, debe estar bien iluminado, cómodo y contar con algo de privacidad. Además, puedes agregar plantas y objetos que te hagan sentir relajado en tu espacio de trabajo.

2.- Establécete objetivos

Haciendo Home Office no tendrás una supervisión directa por lo que lo mejor será que trabajes a partir de objetivos, los cuales te los debes establecer claramente desde el inicio.

Siempre debe existir una comunicación constante entre los miembros del equipo y reportar avances a tiempo para evitar la impresión de que el trabajo remoto afecta negativamente la operación.

3.- Fíjate horarios y rutinas

Si trabajas desde casa debes fijarte un horario para tu jornada de trabajo y para las tareas que realizarás durante el día. Esto se debe a que uno de los peligros de trabajar desde casa es que no sabes cuándo parar, por lo que tienes que fijarte una hora límite para cumplir con tus objetivos del día.

4.- La importancia de los muebles y el software

No pierdas tiempo después mientras trabajas sino que lo mejor es que te equipes desde el principio. Las principales cosas con las que tienes que equiparte iablecomo una conexión de Internet confiable. Pero, también debes contar con un plan B en caso de que la conexión falle.

También es indispensable contar con un escritorio confiable, el software necesario para poder trabajar y una lámpara para cuando no te llegue la luz natural.

5.- Decide si es para ti

Antes de elegir decantarte por el Home Office debes tener en cuenta tu personalidad ya que trabajar desde casa no es compatible con todas las profesiones ni es perfecto para todo tipo de personas.

Y es que a muchos les cuesta trabajar en soledad y concentrarse si no están en una oficina, así que debes evaluar si el Home Office es perfecto para ti o no.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.