4 de cada 10 trabajadores no desconectan –como deberían– en vacaciones

Muchos no desconectan como se debe en vacaciones
bigstock

Para muchos, las vacaciones de esta época del año son las más esperadas, siempre con el anhelo de descansar y ‘desconectar”… algo que no ocurre para una gran parte de los trabajadores, a quienes les cuesta –o hacen que les cueste– no pensar en sus responsabilidades laborales.

Con la finalidad de conocer más sobre este tema, Adecco ha realizado un estudio en España, en el que ha consultado a más de 700 empleados y según el cual, un 39,3 por ciento de los participantes no desconecta por completo de su trabajo. De hecho, dentro de este grupo, un 8,2 por ciento asegura que le es imposible desconectarse, mientras que el restante 31,1 por ciento lo hace a medias.

La cifra de trabajadores que no lograr dedicarse a sus vacaciones como debería, se ha incrementado por tercer año consecutivo, en este caso con un incremento de más de 3 puntos porcentuales.

Los que menos desconectan

Si se analiza por grupos etarios, son los menores de 25 años “los que menos desconectan del trabajo (solo un 48,7% lo hace), mientras que la totalidad de los trabajadores mayores de 55 años afirma dejar a un lado el trabajo en este período.” Por género las mujeres son la que más logran separar su vida laboral de su tiempo libre cuando están de vacaciones con un 70,7 por ciento frente al 58,1 por ciento de los hombres.

Las razones

Los motivos por los que es más difícil dejar de estar pendiente de las responsabilidades laborales, se encuentra la duración de las vacaciones: “un 34,2% de ellos solo puede disfrutar de dos semanas consecutivas de descanso y un 11,3% tiene una semana como mucho en verano.” De hecho, apenas un 33 por ciento de los empleados disfruta de tres semanas seguidas durante el verano.

Otra de las grandes razones por las que a muchos se les hace difícil desconectar se debe a la tecnología. Las facilidades que se tienen gracias a internet y los dispositivos móviles, se convierten también en una atadura cuando se está de vacaciones. 60 por ciento de los empleados asegura revisar el correo electrónico del trabajo durante sus días libres, un 5 por ciento más que el año pasado.

Y esta costumbre llega hasta el punto de hacerlo entre una y dos veces al día en el caso de un 52,4 por ciento. Mientras que si se trata de llamadas de trabajo, 6 de cada diez las atienden aunque se encuentren de vacaciones.

Hay que desconectar

Lo recomendable es que los trabajadores sigan pautas de desconexión real del correo electrónico y el teléfono para lograr que las vacaciones también sean ‘mentales’, y se recomienda que el tiempo sea de al menos dos semanas seguidas para una mayor efectividad.

Así mismo, las organizaciones deben también contribuir a que su política de vacaciones tenga muy presente el respeto por el tiempo libre de los empleados. Se trata de una estrategia que beneficiará a ambas partes. Un trabajador que logra disfrutar a plenitud de sus días libres regresa con una mejor disposición y energías respuestas y eso redundará en su efectividad y productividad de forma positiva.