3 habilidades a desarrollar para hacer las preguntas correctas en reuniones de marketing

¿Cuántas veces les ha pasado que no saben cómo formular preguntas en reuniones de trabajo y mejor se prefieren quedar con la duda o les cuesta trabajo poder formularlas?

Lo que muchas veces nos pasa es que nos da pena preguntar, por temor a hacer una pregunta tonta, en mi muy particular punto de vista no hay preguntas tontas sino más  bien mal elaboradas y mal estructuradas. 

Para abrir el tema de esta semana cito esta frase de C. Roland Christensen “Cuando le preguntaron a Sócrates cuál había sido su logro más importante, él respondió: “Les enseño a los hombres a preguntar”. 

Es muy cierto, para poder hacer las preguntas correctas hay que aprender y desarrollar ciertas habilidades que precisamente no nacemos con ellas. 

Una de las habilidades es pensamiento crítico y solución de problemas, la otra comunicación efectiva y por último agilidad y adaptabilidad. 

1.- Pensamiento crítico y solución de problemas. 

El desarrollar un pensamiento crítico ayuda a tener un panorama más amplio de distintas  situaciones para el momento que tengamos que tomar decisiones seamos imparciales y sin tomarlo nada personal. Muchas veces el pensamiento crítico nos ayuda a hacer preguntas tal vez un poco incómodas pero que ayudan muchas veces a abrir conversaciones difíciles que hacen que los conflictos se resuelvan o muchas veces a entender mejor el rumbo de las cosas. 

2.-  Comunicación efectiva oral y escrita. 

La comunicación efectiva oral y escrita es una habilidad básica que al desarrollarla nos puede  evitar muchos problemas, poder plantear mejor nuestras posturas y poder entender también otros puntos de vista. Es un arte elaborar preguntas sobre todo porque nunca nos planteamos a dónde queremos llegar con esa pregunta. Eso es la base para hacer las preguntas correctas. 

3.- Agilidad y adaptabilidad.

Mientras más ágil y adaptable seas podrás plantear mejores preguntas para poder tomar decisiones porque si tienes una mente que se adapta al cambio de manera más ágil podrás ver más allá y eso sólo se logra siendo resiliente. 

También lo que ayuda mucho es ponerse en el otro escenario y pensar que tipo de preguntas te gustaría que te hicieran y cómo cambiaría tu situación una vez que encuentres la respuesta.

Para finalizar es importante mencionar que no todas las preguntas tienen respuestas muchas veces las preguntas correctas son las que se quedan sin respuesta y hacen los grandes cambios. 

¿Ustedes hacen las preguntas correctas?

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.