x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

#YoConsumoLocal: El derrumbe de la Central de abastos y otros problemas que son una barrera

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Situaciones como el derrumbe de la Central de Abastos ponen un freno a la iniciativa #YoConsumoLocal para hacer frente al coronavirus.

Durante este domingo, el hashtag #YoConsumoLocal se ubicó dentro de las primeras tendencias dentro del mercado mexicano en Twitter. 

La etiqueta promueve el consumo de productos en establecimientos locales para contrarrestar los efectos negativos que el paro parcial de actividades puede tener en los comercios más pequeños.

De acuerdo con datos de la propia red social, la etiqueta ha generado al momento 20.7 mil tweets, para ubicarse en la primera tendencia en México.

En esta misma línea, estimaciones de TweetReach indican que los últimos 100 tweets con el hashtag han generado un total de 6 mil 695 impresiones con un alcance potencial de  mil 697 cuentas.

Buenas intenciones, problemas en la práctica

La reacción de los usuarios ha sido favorable al respecto; sin embargo, la realidad es que los puntos de venta locales han enfrentado situaciones que pueden ser leídas como barreras para llevar a la práctica estas intenciones.

Basta con revisar lo acontecido en los mercados y centrales de abastos en el país durante los últimos meses.

La falta de mantenimiento de estos espacios y las carencias en regulación se han convertido en piezas importantes para que muchos de estos espacios se mantengan cerrados por diversos accidentes.

El más reciente ocurrió la tarde noche de este sábado en la Central de Abastos cuando la fuerte lluvia y caída de granizo atípico en el oriente de la Ciudad de México ocasionó el colapso de tres naves en el sector de flores y hortalizas de la Central de Abasto (Ceda), ubicada en Iztapalapa.

El hecho, que dejó personas heridas, supuso el cierre cuando menos temporal de dichas secciones en el centro de abastecimiento y aunque los locatarios han encontrado la manera de vender a las afueras de la central, la realidad es que estos puntos de venta itinerantes y emergentes suponen un desafío mayor para conectar con el cliente final.

Este escenario se vive en mercados locales de menor tamaño. Entre diciembre de 2019 y enero de 2020 se registraron incendios en cinco mercados en la Ciudad de México, los cuales imposibilitaron las labores de decenas de comerciantes.

Las pérdidas y lo que queda por hacer

Aunque en la mayoría de los casos se instalaron puestos ambulantes provisionales, en espera de las obras de recuperación y rehabilitación, la realidad es que estas familias han dejado de percibir millones de pesos en conjunto.

En febrero de este año, Edgar Álvarez, Presidente del Frente de Comerciantes Colaboradores del Servicio Público de Mercados de México las más de 4 mil familias vinculadas a los puestos afectados habrían dejado de percibir, en aquel momento, poco más de 70 millones de pesos considerando una utilidad diaria de 300 pesos por puesto.

Ahora el coronavirus se presenta como un nuevo desafío que deberán sortear estos puntos de venta locales, el cual es una piedra más a la barrera ya impuesta por la falta de mantenimiento y carencias en regulación de estos espacios de compra/venta mismos que se ubican como pieza clave para impulsar la economía local, que ahora será una de las grandes perdedoras por la cuarentena a raíz del COVID-19.

 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados