5 buenas razones para apoyar el consumo local

¿Qué tal si cada vez que vas a elegir comprar algo pienses en las consecuencias que esa compra está teniendo para ti, para tu comunidad y para tu país? Estamos en la era del consumo excesivo, compramos y gastamos sin parar y sin medida. Es por ello que forzosamente tendríamos que ser mucho más conscientes e inteligentes al tomar nuestras decisiones de compra.

El consumo o economía local hace referencia al esfuerzo colaborativo por construir economías basadas en productos de la localidad o la región. Es decir, consumir y vender localmente para promover el flujo económico de las personas que vivimos en una comunidad.

A continuación compartiré contigo 5 buenas razones por las que deberías considerar apoyar el consumo local:

  1. El consumo local promueve una economía mucho más equitativa, en donde no solo los monopolios ganan, sino que, al activarse la economía local la gente de tu comunidad tendrá una forma digna de ganarse la vida y por ende habrá más empleos para ti, tus amigos, tus vecinos o tus hijos. De alguna manera, sabes a donde va tu dinero y a qué personas y familias estás beneficiando directamente. Y eso seguramente, te hará sentir muy bien.
  2. En la mayoría de los casos, la producción de productos locales, promueve la disminución de energía, combustible, materiales y esfuerzos logísticos o de transportación , por lo que se está contribuyendo al respeto por la naturaleza y el cuidado al medio ambiente.
  3. Comprando productos locales estarás apoyando la generación de nuevas ideas, el surgimiento de nuevas empresas y la mentalidad emprendedora de la gente de tu comunidad y país. Consumiendo local ayudas a que la sociedad se enriquezca de personas realizadas, creativas, innovadoras y satisfechas.
  4. El consumo local ayuda a que muchas de las tradiciones, de la cultura e incluso de las profesiones de tu comunidad o país no se pierdan. Lo cuál es, importantísimo.
  5. Y por último, comprando localmente promueves la confianza, la autoestima y las buenas relaciones dentro de tu comunidad. La gente se siente valorada y respetada, siente que su trabajo vale la pena porque hay quienes lo aprecien y lo compran. Así mismo esta confianza y acercamiento ayuda a que se puedan regular con más facilidad el uso de buenas prácticas de producción, venta y comercialización.

Por lo tanto, la próxima vez que tengas la opción de optar por un producto local no olvides ninguno de estos puntos.

Michael Porter dice: “Tenemos que entender que lo que es bueno para la comunidad es bueno para los negocios”. Yo digo que nos demos la oportunidad de promover el consumo local a través de nuestras decisiones diarias de compra y consumo, y de esta forma cimentar las bases de una economía en la que prevalezca el bienestar, respeto, sustentabilidad y responsabilidad de nuestra comunidad.