x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Y si por un momento lo ves así?: tu producto, el Genio, tu cliente, Aladín

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Si de la necesidad que ya existe -no la crean los publicistas-, nace el deseo, ¿por qué no influir en la preferencia de la persona, persuadirla de que tú puedes cumplirle su deseo?
260x221-Enrique-Staines-New

Las personas siempre desean algo, siempre. Estos deseos parten de las necesidades básicas: comida, vestido, seguridad, vivienda, pertenencia, entre otras. Los deseos se basan en satisfacer estas necesidades, sin embargo, surge la pregunta: si necesito alimentarme, ¿por qué no una deliciosa pizza? o incluso, si necesito transportarme, ¿por qué no un hermoso auto del año? En esto es donde radica la oportunidad para vender tu producto. La gran oportunidad de persuadir a la persona de que elija el tuyo y no el de tu competencia.

Si de la necesidad que ya existe –no la crean los publicistas-, nace el deseo, ¿por qué no influir en la preferencia de la persona, persuadirla de que tú puedes cumplirle su deseo? 

Philip Kotler, apunta: “… no siempre la necesidad y el deseo se dan de forma conjunta, por ejemplo, una persona puede necesitar una operación quirúrgica, pero no por ello la desea. Y a la inversa, alguien puede repetir el plato de comida que más le gusta, aunque no la necesite.”

El deseo se puede satisfacer siempre y cuando se tengan los recursos, elegir bien a tu grupo objetivo es crucial: que tenga el deseo y los recursos.

Utilizar el poder de la palabra para persuadir a las personas de que tú producto puede satisfacer ese deseo, es totalmente posible:

Te sugiero que no trates de venderle a tu cliente potencial, platica con él, escríbele cómo tu producto cumple su deseo. 

Recuerda, el cliente decide, tú no vendes, él compra. Utiliza las palabras correctas para darle los argumentos que lo lleven a decidirse por tu marca.

Con las palabras adecuadas podrás ofrecerle una solución tan atractiva que diga “lo quiero” así dejarás de vender las características de tu producto.

Es tan importante lo que le dices a tu cliente y cómo se lo dices, que lo que vendes. Elije las palabras precisas para crearle una emoción tal que corra a comprar tu producto. El copywriting es la técnica para lograrlo.

Es esencial comprender que las personas no compran lo que necesitan, compran lo que desean. ¿Crees que alguien compra un Rolex para ver la hora? Entiende la necesidad que tiene tu cliente, a qué segmento económico pertenece y platícale por qué eres tú quien puede satisfacer, mejor que nadie, ese deseo por el que va a sacar dinero de su bolillo para cumplirlo.     

Cuida a las palabras y ellas cuidarán de tu marca.

Agradeceré tus comentarios en www.facebook.com/colegiodecopywriting

Hasta el próximo miércoles. 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados