• De acuerdo con TomTom, México ya no es considerada la ciudad con más congestión vial en todo el mundo

  • En 2018, Drivemode aseguraba que la popularidad de marcas como Waze era difícil de aumentar en zonas no-urbanas

  • Según Excélsior, la CDMX y el Estado de México son las entidades con más taxistas en todo el país

Hace unos días, la Ciudad de México (CDMX) quedó prácticamente paralizada. Esto porque los grupos de taxistas de la capital y del Estado de México decidieron salir a las calles y bloquearlas para llamar la atención de los consumidores y del gobierno. ¿Su meta? Entablar un diálogo para obtener un piso más parejo frente a las nuevas opciones de movilidad. En especial, las que han presentado marcas como Waze, Uber, Didi, Cabify, Beat y otras similares.

Es difícil calificar el éxito de esta movilización. Por una parte, los taxistas ciertamente lograron llegar a un acuerdo con las autoridades de la CDMX, de acuerdo con El Informador. Por otro lado, también generaron una gran inconformidad y ruido entre las audiencias. Miles quedaron varados en el AICM, lo que forzó a marcas como Aeroméxico e Interjet a actuar. Asimismo, se estima que se perdió mucho dinero en la zona metropolitana por la pérdida de productividad.

Así pues, parece que la victoria de la movilización de taxistas es agridulce. Por un lado, justo lograron lo que deseaban: una promesa para crear mejores condiciones de trabajo de parte de las autoridades locales. Sin embargo, es definitivo que perdieron parte del respaldo de la población. Pero tenían un tercer objetivo: reducir la preferencia de los consumidores por las marcas de taxis compartidos y movilidad alternativa. ¿Cómo les fue en esta dimensión?

La posición de marcas como Waze y Uber en México

Durante toda la manifestación de los taxistas, el público se deshizo en elogios y apoyo hacia las aplicaciones de tecnología y movilidad. Muchos usuarios defendieron que el diferencial entre sus unidades y estas marcas no es necesariamente el uso de plataformas móviles. Por el contrario, apuntaron que se trata de una cuestión de calidad en el servicio. Señalaron, entre otras cosas, las condiciones de las unidades y la amabilidad e imagen de los conductores.

Por supuesto, este gran apoyo tiene mucho que ver con el perfil de los usuarios de redes sociales en México. Por lo general, quienes tienen mayor actividad en estas plataformas también estarán más inclinados al uso de nuevas tecnologías. Asimismo, como se ve en los datos de Statista, redes como Twitter aún tienen una relativa baja penetración. Esto indica que el segmento que apoyó a marcas como Uber y Waze tiene características muy peculiares.

Reputaciones de marca difíciles de derrotar

En estos segmentos de la población, es muy probable que las personas ya tengan una imagen muy bien cimentada sobre este tipo de plataformas. Las usan recurrentemente y, tal vez gracias a su perfil más joven, están más inclinadas a confiar en su tecnologías que en la buena fe de los viejos sindicatos. Además, cabe resaltar que estas marcas están más incrustadas de una forma positiva en la cultura popular de este segmento. Basta ver el ejemplo de Waze.

Como una de las marcas contra las que se pronunciaban los taxistas, tal vez se podría esperar que Waze haya sufrido en su reputación. Pero nada más alejado de la verdad. No solo ha trabajado, junto con su compañía madre Google, para integrarse a más plataformas y firmar tratos con productores de contenido queridos en el país. Incluso se ha colado al lenguaje informal algunos agentes relevantes en política mexicana, lo que habla de su poder de marca.

Ivette Chelela, directora de marketing para Waze Ads en Waze México, estará presente para discutir con los profesionistas del país sobre algunos de los triunfos de su compañía. ¿Dónde? Durante el Congreso Nacional de Marketing Digital. En la edición de este año, hablará sobre cómo las marcas pueden usar el análisis predictivo para generar una mayor tasa de interacción en canales digitales. Si quieres saber más, no olvides visitar la página del evento justo aquí:

Conoce más sobre el Congreso Nacional de Marketing Digital