Desde hace unos días la industria automotriz tiene luz verde para reactivar su producción en México, por lo que cada vez son más marcas las que anuncian e reinicio de operaciones, una que está próximo a hacerlo es Volkswagen.

La firma de origen alemán indicó que se encuentra lista para reabrir sus líneas de producción de vehículos y motores en los estados de Puebla y Guanajuato, luego de dos meses de inactividad a causa de la pandemia de coronavirus en el país.

De tal forma, detalló que esto será a partir del 15 de junio y lo hará con un 30 por ciento de su personal, aunque puntualizó que será con base en el cumplimiento de los protocolos sanitarios para que el persona “auto-gestione” su estado de salud y de acuerdo con las condiciones establecidas por las autoridades federales.

Al respecto, Steffen Reiche, presidente del Consejo Ejecutivo de Volkswagen de México dijo –citado por El Economista– que el “objetivo principal es proteger al máximo posible la salud de nuestros colaboradores, de sus familias y de la comunidad”. En ese tenor, detalló que para conseguirlo el retorno será de forma gradual y se implementarán “más de 100 medidas específicas de higiene y prevención”.

De esta forma una de las automotrices de mayor tradición en México y dueña de marcas como Volkswagen, Audi y Seat, se sumará a General Motors y Toyota en reencender motores en en el país y, con ello, reactivar uno de los sectores económicos más importantes para la economía local.

Un sector que necesita acelerar

A nivel mundial, la industria del automóvil genera ingresos superiores a los 5.3 billones de dólares, y las proyecciones apuntaban que para 2030 estaría cerca de los 9 billones, de acuerdo con datos proyectados en Statista. Pero la crisis de coronavirus vino a tirar por la borda todo esto.

Para tomar dimensión de esto, retomemos los datos divulgados sobre la industria en 2019 por Standard & Poor’s, los cuales apuntan que fueron comercializados alrededor de 90.3 millones de automóviles a nivel global; Toyota, Volkswagen y el grupo Renault-Nissan-Mitsubishi fueron las que lideraron el sector. Pero, esto cambió drásticamente este año, ejemplo de ello es que Toyota vendió 847 mil unidades en enero (el año pasado fueron 1.7 millones de autos).

En la industria en general, se prevé que este año se comercialicen unos 87 millones de vehículos, de acuerdo con datos proyectados en Statista, y esto fue antes de la crisis.

Lo anterior quiere decir que es probable que esta cifra sea mucho menos. Y, seque en el mundo el consumidor no está comprando autos (esto es lógico), sólo en México, la venta ha caído drásticamente en el el mes de abril: Subcompactos (-69.1%), Compactos (-62%), Lujo (-71%), respecto al mismo mes del año pasado, de acuerdo con cifras de la AMDA. En ese sentido, a las automotrices les urge reactivar al sector.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299