Volkswagen acusado de ‘engañar’ a las autoridades ambientales y a los consumidores

Estados Unidos.-. Este viernes en Estados Unidos la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) acusó a Volkswagen de instalar un software en 482 mil autos disel con la intención de evadir las regulaciones federales de emisiones dañinas para la salud.

Notas relacionadas:
Siri intermedia entre Michael Peña y Adam Scott en el último anuncio de Volkswagen
Volkswagen Bus para 2018
Volkswagen lanza su nueva campaña basada en la innovación

De acuerdo con un comunicado publicador por dicha agencia federal, los modelos que se encuentran dentro de esta polémica corresponden a los modelos Jetta, Beetle y Golf fabricados entre 2014 y 2015, así como los Passat y Audi A3 puestos en el mercado entre 2009 y 2015.

La automotriz alemana, según lo dicho por la EPA, admitió la instalación de dicho dispositivo, al mismo tiempo que en comunicado de prensa el fabricante de autos indicó que está cooperando con las autoridades pero que no hará más comentarios al respecto.

Además de la posible multa –misma que estaría cerca de los 18 mil millones de dólares– que Volkswagen tendría que pagar por ir en contra de las leyes ambientales, esta situación también representa afectaciones importantes en la credibilidad de sus estrategias de comunicación y comercialización, mismas que de manera inevitable podrían afectar la relación con sus consumidores.

Desde el año pasado, la compañía comercializó una gama de sus autos bajo la bandera “clean diesel”, versiones que prometían mejorar el consumo de combustible, mejor rendimiento y bajas emisiones contaminantes.

La denuncia hecha hoy por la EPA, pone en entredicho este valor agregado bajo el cual Volkswagen posicionó varios de sus vehículos situación que, por lo menos en el tema de las emisiones, se podría traducir como un engaño a sus clientes.

Habrá que esperar un poco más para conocer las reacciones que los consumidores tienen frente a esta situación así como los efectos finales que tendrá sobre la reputación de la marca.

Lo que si es un hecho, es que la situación por la que atraviesa hoy el fabricante automotriz es un ejemplo sobre la importancia de ser congruente con la oferta y la comunicación para mantener en buen estado la salud de la reputación de la marca y, más importante aún, mantenerse en línea con las normas de cada mercado en el que se opera para no poner en riesgo el propio negocio de la empresa.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299