Los negocios de Televisa parecen ser la más reciente víctima la emergencia sanitaria que traviesa el país a causa del brote de COVID-19. La gran televisora ahora se enfrenta a la cancelación de la venta de Ocesa, misma que le permitiría liberar algo de presión ante la tendencia a la baja en sus cifras.

A mediados del año pasado, la empresa televisiva anunciaba la venta del de su participación del 40 por ciento en Ocesa Entretenimiento, una de las compañías de espectáculos más importantes en el país.

El acuerdo se estableció con Live Nation Entertainment, firma de origen estadounidense fundada en 2010 producto de la fusión de Live Nation y Ticketmaster y que obtiene ingresos por más de 10 mil 790 millones de dólares (2018).

De acuerdo con un informe de Televisa publicado en su sitio corporativo en aquel momento y enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), por esta venta recibirá 5 mil 206 millones de pesos, más 350 millones de un dividendo al cierre de la operación.

La finalidad, según la mayor productora mundial de contenidos audiovisuales en español, esta operación forma parte de su reestructura para desprenderse de sus activos no estratégicos para concentrar sus recursos en negocios de contenidos y de distribución como Cable y Sky.

Sin venta por COVID

Sin embargo, a causa de la pandemia, este acuerdo se canceló, lo que afectó de manera inmediata y directa a Televisa.

En un comunicado emitido esta mañana, la compañía propiedad de la familia Azcárraga indicó que la venta de su participación en Ocesa a Live Nation Entertainment Inc. se habría cancelado mediante unun acuerdo de suspensión en la adquisición , luego de que Live Nation informará a Televisa que no están obligados a cerrar la adquisición. Cabe mencionar que estos supuestos argumentos no han sido revelados.

De manera expresa, Televisa dijo no estar de acuerdo con esta resolución al tiempo que abrió una opción al diálogo para revisar y llegar a un nuevo acuerdo.

“Las partes celebraron un acuerdo de suspensión para permitir que ocurran las conversaciones correspondientes”, expresó la compañía en el mencionado documento al tiempo que detalló que “Televisa se reserva todos sus derechos en relación con dichos argumentos y cualquier acción relacionada, incluyendo el caso de que no se llegue a un acuerdo durante el plazo del acuerdo de suspensión”.

Caída en la Bolsa

Luego de que se diera a conocer la noticia, las acciones de Televisa reportaron una tendencia a la baja de 3.6 por ciento, mientras que sus recibos de depósito estadounidenses cayeron hasta 5.6 por ciento.

La noticia llega en un mal momento para la casa productora si se toman en cuenta los resultados reportados en el último informe financiero de la empresa.

Publicado a finales del mes pasado, este documento indica que entre enero y marzo del presente año, Televisa registró ventas por 23 mil 228 millones de pesos, alcanzando un auge de de utilidad de los segmentos operativos de 35.2 por ciento.

A pesar de estas cifras y de que algunas de las unidades de negocio lograron crecer, tambiñemn se reconoció que la ventas netas fueron menores en un 0.7 por ciento respecto al mismo periodo de 2019, mientras que la utilidad de los segmentos operativos disminuyó 7.1 por ciento.

televisa

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299