Unidos por una sola causa: un mundo más humano

El tiempo es un recurso no almacenable del cual dispones para alcanzar tus metas, tienes que aprovecharlo y distribuirlo adecuadamente para que poco a poco logres lo que deseas.

Si vives apresurado, no te desesperes, organízate y divide tus días entre tu familia, tus amigos, el trabajo, en actividades recreativas y te recomiendo que lo inviertas en una tarea que te hará sentir pleno, feliz y productivo: el voluntariado.

Las ganas de ayudar son el ingrediente principal para dar valor al trabajo altruista; donar parte de tu tiempo y de tus conocimientos son las bases para los logros colaborativos de responsabilidad social. Ser voluntario es ponerte la camiseta de la humildad en busca de una mejor humanidad.

La responsabilidad social es un concepto que logró permear en la sociedad del mundo entero y que cada día cobra más fuerza dentro de la mexicana.

La idea de que los individuos se sientan en deuda con el entorno y  con la sociedad es una realidad asidua en las familias y empresas . Seguramente tú estás involucrado con alguna causa dentro del círculo social en el que te desenvuelves, lo cual es magnífico ya que cada vez son más las necesidades. Si todavía no lo haces, hay diversas formas de contribuir para mejorar, puede ser crear una fundación, una asociación o colaborar en alguna de las muchas que ya hay.

Se han consolidado establecimientos que están inmersos en este tipo de causas y que se encuentran en constante búsqueda de personas que quieran colaborar, incluso solicitan apoyo para los fines de semana; la clave está en querer y en buscar cómo hacer algo por los demás.

Existen empresas socialmente responsables por dos razones: la primera y la más noble,  es porque realmente tienen la convicción y la necesidad de ayudar; la segunda, es por razones de marketing sustentable, “se ve bien” que una empresa se involucre con causas sociales, económicas y ambientales buscando que los consumidores y personas que los rodean tengan conocimiento de ello. Considero legítimas ambas ya que, finalmente, están ayudando y eso es lo que realmente importa.

Nadie se escapa, el mundo de la organización de eventos corporativos es partícipe en estas causas frecuentemente debido a que diversas fundaciones y asociaciones no lucrativas recurren a los meeting planners para que los apoyen a realizar diversos tipos de eventos para recaudar fondos con un fin en particular. Son muchos los organizadores que se entusiasman por lo que deciden contribuír cobrando al costo o trabajando pro bono.

Concluyo afirmando que el voluntariado y la responsabilidad social ponen de manifiesto la necesidad de hacer este mundo un poco más humano, no dudes en “poner tu granito de arena”, hay muchas formas de trabajar juntos para cambiar la situación en el mundo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299