Una fusión de las bolsas de Hong Kong y de Londres redefinirá los mercados globales

La Bolsa de Hong Kong quiere comprar la de Londres y lanzó una oferta de US$ 36.600 millones. De confirmarse, la combinación reconfigurará los mercados de capitales globales durante las próximas décadas.

Bigstock
  • El operador de la Bolsa de Hong Kong (HKEX) quiere comprar la Bolsa de Londres (LSE) por US$ 36.600 millones

  • Sería la fusión más importante en el sector y crearía un gigante de las plataformas de mercados globales

  • LSE debería resignar la compra de Refinitiv

La Bolsa de Valores de Hong Kong (HKEX) sorprendió este miércoles con una noticia: hizo una oferta formal de US$$ 36.600 millones por London Stock Exchange (LSE), la Bolsa de Londres.

Así es, los mercados están alterados porque Hong Kong Exchanges & Clearing Ltd. confirmó que acercó a la Bolsa de Londres una oferta de pago en efectivo y acciones y planea que la junta directiva la acepte.

La Bolsa de Hong Kong asegura que una fusión sería una “oportunidad estratégica clave para crear un líder entre los soportes de mercados globales”, publicó The Wall Street Journal.

El acuerdo, según la nota presentada por HKEX, únicamente se puede concretar si LSE renuncia a la compra de Refinitiv, empresa responsable de terminales de información financiera propiedad de Thomson Reuters y Blackstone.

Bigstock

Esto puede ser un obstáculo, ya que las negociaciones están avanzadas.

LSE ofreció comprar al proveedor de datos Refinitiv por US$ 27.000 millones en agosto, un acuerdo que de concretarse la convertirá en una potencia mundial en lo que respecta a la información de los mercados y un rival de mucho cuidado para el imperio de datos financieros de Michael Bloomberg.

Según el medio británico The Financial Times, el grupo (LSE + Refinitiv) tendría ingresos anuales por unos US$ 7.200 millones, siempre que “puedan superar con éxito un largo proceso antimonopolio para completar la transacción”.

Sin embargo, todo esto quedaría en la nada si la junta de LSE acepta ser vendida a HKEX, dice Cinco Días.

Para Laura Cha, presidenta de Hong Kong Exchanges, “la combinación representa una oportunidad estratégica muy convincente para crear un grupo global de infraestructura de mercados ya que se unirán los centros financieros más grandes e importantes de Asia y Europa”.

Charles Li, CEO de HKEX, dijo que la unión de ambos operadores “redefinirá los mercados de capitales globales durante las próximas décadas”.

Cuánto pagará

El precio implica una prima de casi el 23 por ciento respecto de las 68,04 libras en las que cerraron las acciones de LSE este martes. Si se compara con la valoración de fines de julio, cuando se comenzó a negociar la compra de Refinitiv, la oferta implica un 47 por ciento por encima.

Se esperaba que la compra de Refinitiv por parte de LSE extendiera la presencia de las transacciones hacia los datos financieros, algo que le hubiera dado el tamaño y la escala para competir con los grandes operadores de los Estados Unidos y con el imperio Bloomberg.

De no concretarse, porque finalmente se acepte la propuesta de compra de Hong Kong Exchange o porque no se lograran obtener las autorizaciones antimonopolio, LSE le deberá pagar a Refinitiv US$ 200 millones, dice el acuerdo ya firmado.