Las aplicaciones de servicios de traslados han sido uno de los servicios a los que ha recurrido el consumidor como opción de movilidad durante las semanas en que se redujo la circulación de automóviles particulares y, aunque se combinan a levantar las restricciones en diversas ciudades, es probable que la tendencia no cambie. Esto lo saben desde Uber por lo que implementan diversas acciones para ofrecer mayor seguridad a los usuarios.

Al respecto, vale la pena señalar que un reciente estudio realizado por CarGurus señala que cerca del 39 por ciento de los usuarios de servicios de viajes señalaron que reducirán o dejarán de usar por completo este tipo de aplicaciones.

Ofrecer mayor seguridad a usuarios y conductores

En ese sentido, Uber ha estado reforzando su estrategia de comunicación y marketing en las últimas semanas en México con el fin de establecer un contacto más cercano con sus clientes y, de esa forma, proyectar una imagen de mayor seguridad y confianza en su servicio.

Un ejemplo de ello es que envía notificaciones a los usuarios en la que difunde de manera particular algunas de las medidas que comprenden su programa de ‘Estándares de seguridad’; entre las que se destacan está la relacionada con el hecho de que ahora los ‘socios conductores deben confirmar que no presentan síntomas (de COVID-19) y que limpiaron el automóvil antes de conducir”.

Las notificaciones enviadas a los smartphones de sus suscriptores forman parte de una iniciativa más amplia diseñada para ofrecer mayor confiabilidad a los clientes, pero también para sus asociados.

Uber-Confirmación_conductor
Imagen: notificación enviada por parte de Uber

Sobre el tema, esta semana fue publicada una entrada en el blog de Uber México en el que anuncia el lanzamiento de un ‘Centro de Sinitización’, en el que con, el apoyo de técnicos certificados aplican una técnica que “por medio de nebulizadores”, son capaces de retirar “virus, hongos, bacterias y esporas”. Según la firma, la “tecnología utilizada actúa por 30 días después de su aplicación”.

El servicio se ofrecerá a los socios conductores con un costo que podrá ser diferido en mensualidades de sus ganancias semanales, aunque a cambio ofrecen beneficios dentro de las certificaciones que ofrece la aplicación.

De acuerdo con la información publicada, el servicio comenzará a operar a partir del 22 de junio en la ciudad de Monterrey, aunque señalan que en irán desplegando más centros en otras ciudades del país.

Para la compañía es clave garantizar la seguridad y salud de sus clientes y socios conductores, en especial en momentos en el que el país está en proceso de incorporarse a la ‘nueva normalidad’.

Así lo expresó la directora de general de Uber en México, Gretta González, quien en entrevista con Publimetro sostuvo que están “haciendo un esfuerzo importante de ser la opción de movilidad más confiable en esta nueva normalidad”.

Nuestra tecnología es uno de nuestros más grandes aliados; y hoy nos permite lograr esa tranquilidad; de que todas las medidas de seguridad e higiene se deben cumplir al momento de inician un viaje”, agregó.

Un mercado importante

Para Uber es fundamental reactivar su servicio de viajes que, si bien no ha estado detenido, sí ha reconocido una reducción considerable en el número de viajes durante los meses que ha durado la pandemia de coronavirus.

Al respecto, en una entrada reciente de su blog oficial, la firma señaló que ya dedicó 19 millones de dólares (mdd) para apoyos a socios conductores y repartidores en todo el mundo.

Dicho lo anterior, las medidas implementadas en México pueden ser un incentivo para que las personas tengan mayor confianza de usar el servicio, no por nada algunos especialistas consideran que el país podría ser clave para la recuperación de Uber.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299