CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Turbulencia en Etihad Airways lleva experiencia a bordo al extremo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Hasta abril de este año, los países con el mayor número de incidentes aéreos fatales fueron Estados Unidos, Rusia y Brasil. México se coloca en el octavo lugar, con 97 accidentes de acuerdo a Aviation Safety Network.

Etihad Airways es una aerolínea árabe conocida por su gran apuesta a la experiencia a bordo que busca desarrollar, como queda demostrado en las siguientes publicaciones de Twitter.

Sin embargo, esta búsqueda por llevar al pasajero a una experiencia a bordo llegó al extremo con una turbulencia registrada en su vuelo EY474 de Abu Dabi a Indonesia, hecho que destrozó el interior del Airbus A330-200.

La experiencia a bordo es una de las tantas estrategias de marketing y las líneas aéreas cada vez más buscan desarrollar una propuesta única a los clientes, tanto a bordo como antes de tomar un vuelo, con el objetivo de lograr un engagement entre la marca y el usuario.

Prueba de ello la dio Virgin Atlantic, quien buscó con un programa piloto, aprovechar las ventajas de la tecnología wearable, para aumentar la experiencia a bordo de los pasajeros, mejorando la eficiencia como información del vuelo o de eventos locales y situación del transporte público a la salida del aeropuerto.

Otras estrategias que han ido en función de la experiencia la implementó KLM, con el concepto social payment, con el que buscó el pago de boletos a través de redes sociales como Twitter o Facebook.

Al interior del avión, innovaciones que se han concentrado en el espacio físico dentro de las aeronaves, han buscado a través de la modificación de los asientos, marcar la diferencia para las aerolíneas con el uso de mejores materiales, flexibilidad y mayor espacio para que los pasajeros puedan viajar con comodidad, elemento indispensable para evaluarlas.

El marketing de experiencia es una estrategia aliada de las marcas aerolíneas y su enfoque se basa en la atención que obtiene el cliente. Su éxito está demostrado en la apuesta cada vez más importante en espacios de primera clase, donde los asientos evolucionaron a gabinetes privados y un austero baño pasó a ser una lujosa regadera. Esta experiencia se ha hecho de aliados, como chefs altamente reconocidos, que diseñan menús para vuelos trasatlánticos o asociaciones con marcas de bebidas alcohólicas, para ofrecer de manera gratuita e ilimitada estos productos dentro de vuelos económicos.

Ante este escenario, la tecnología está jugando un papel determinante para llevar la experiencia a dispositivos móviles o wearables, donde la eficiencia parece ser la próxima meta de las aerolíneas, en mejorar la experiencia de sus pasajeros y lograr el valioso engagement con el cliente, que todos quieren a bordo.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados