Trump reconoce al “presidente interino” de Venezuela y aviva un conflicto comercial

El mandatario estadounidense expresó su respaldo a Guaidó pocos minutos después de que éste se autoproclamara en Caracas "presidente encargado de Venezuela”.

Venezuela
  • Donald Trump reconoció al líder de la Asamblea, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela.

  • La Asamblea Nacional —instalada en 2016 hasta 2021— convocó a los venezolanos a protestar contra el gobierno de Maduro.

  • En los cinco años que lleva Nicolás Maduro en la presidencia se han ido del país ocho transnacionales, algunas de ellas estadounidenses.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció este miércoles a Juan Guaidó, líder del Parlamento de Venezuela de mayoría opositora, como mandatario interino de ese país, y alentó a otros gobiernos a hacer lo mismo.

“Hoy, estoy reconociendo oficialmente al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela. En su papel de única rama legítima del gobierno debidamente elegida por el pueblo venezolano, la Asamblea Nacional invocó la Constitución del país para declarar a Nicolás Maduro ilegítimo y, por lo tanto, la oficina de la presidencia quedó vacante”, indicó Trump en un comunicado.

El mandatario estadounidense expresó su respaldo a Guaidó pocos minutos después de que éste se autoproclamara en Caracas “presidente encargado de Venezuela” para buscar la salida del poder de Maduro, ante una multitud de seguidores concentrados en la capital venezolana.

En el comunicado emitido por la Casa Blanca, Trump instó a otros gobiernos de la región a que también reconozcan a Guaidó.

“Continuaré usando todo el peso del poder económico y diplomático de Estados Unidos para presionar por la restauración de la democracia venezolana”, prometió.

“La violencia es el arma del usurpador; sólo tenemos una acción clara: permanecer unidos y firmes por una Venezuela libre y democrática”, citó Trump.

Este miércoles, la Asamblea Nacional —instalada en 2016 hasta 2021— convocó a los venezolanos a protestar contra el gobierno de Maduro, quien asumió el pasado 10 de enero tras elecciones consideradas fraudulentas por la oposición y buena parte de la comunidad internacional.

Brasil, Chile, Perú, Colombia, Paraguay y Guatemala, Canadá también han reconocido a Guaidó, quien se autoproclamó presidente encargado de Venezuela ante cientos de miles de simpatizantes que se concentraron en Caracas para reclamar la salida de Maduro.

Por su parte, el gobierno de México indicó que se está analizando la situación en Venezuela.

“Hasta el momento no hay ningún cambio en sus relaciones diplomáticas con ese país ni con su gobierno”, indicó Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la presidencia de México.

Por su parte, el gobierno de Rusia respaldó a Nicolás Maduro y lo reconoció como el presidente de Venezuela.

¿Qué intereses puede tener Estados Unidos?

Para varios analistas, uno de los problemas centrales es la posesión del petróleo, mismo que Venezuela comercia con Rusia, Nicaragua o Cuba. Sin embargo, hay todo un tema comercial y de marcas.

En los cinco años que lleva Nicolás Maduro en la presidencia se han ido del país ocho transnacionales: Kellogg’s, Compañía de Bebidas de las Américas, Wonder de Venezuela, Clorox, Kimberly Clark, General Mills, Lengfeld Inc., Bridgestone Firestone, Grupo Corimon y General Motors.

Las razones que exponen las transnacionales para retirarse de Venezuela, según Conindustria, son la profunda escasez de materia prima, la falta de acceso a divisas, las leyes y normativas que han obstaculizado la actividad económica y los precios “absurdamente” controlados, que generó fuertes pérdidas en sus operaciones.

Una vez que finalizaron operaciones, tres de esas industrias fueron tomadas por el gobierno y confiscados sus activos.

Clorox, Kimberly Clark, ahora Casique Maracay, la planta de Kellogg’s, que tuvo la advertencia de compañía al “no hacerse responsable por el uso que se haga de sus instalaciones y equipos, de la seguridad de los operarios, de las comunidades vecinas, tampoco de la calidad de los productos que allí se lleguen elaborar”.

Añadió que ejercerá acciones legales ante “el uso indebido de los nombres comerciales y de las marcas propiedad”.

La salida de las transnacionales ha tenido un severo impacto en el abastecimiento de alimentos y de otros bienes de consumo. Actualmente, en el mercado nacional hay una fuerte escasez de los productos que fabricaban esas empresas en el país.

Se calcula que con el cierre de las transnacionales desde que Maduro asumió el poder se han perdido un poco más de 5 mil empleos.