x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

#TribusUrbanas Sonríe princeso que eres hermoso

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El dilema de los princesos comenzó hace más de un año como expresión, colectivo y reunión tribal. Su estallido fueron las redes sociales. Hay registros que indican que desde Centro América, otros aseguran que es una respuesta emocional al hartazgo del feminismo de las mujeres, en sí una respuesta de género que grita: “A los hombres no nos da miedo ser delicados, tiernos, amorosos y sensibles”.
Paco Santamaria

 

El dilema de los princesos comenzó hace más de un año como expresión, colectivo y reunión tribal. Su estallido fueron las redes sociales. Hay registros que indican que desde Centro América, otros aseguran que es una respuesta emocional al hartazgo del feminismo de las mujeres, en sí una respuesta de género que grita: “A los hombres no nos da miedo ser delicados, tiernos, amorosos y sensibles”. Otros los señalan como una variante afeminada, con farsa y sátira al meter en una batidora a un Mirrey –tribu urbana de origen mexicano- y un metrosexual con alta autoestima. La verdad es que las tribus urbanas no las inventa nadie, se apropian de las conversaciones y los medios sociales.

Muchos me preguntaban por los princesos: ¿Cuándo escribes sobre ellos? ¿Quiénes son y por qué son así? Entre tanto trabajo y la vida cotidiana los olvidé, hasta que asistí hace poco a un evento de Ermenegildo Zegna y ahí estaban, llamándose princesos unos a otros y alardeando sin miedo a su sentido de delicadeza y sensibilidad. Los escuché como con detalle infinito seleccionaban cuidadosamente la loción que mejor les quedaba usar de la firma italiana. Después ya se volvieron conocidos en los siguientes eventos de Pink, Chanel y Lacoste, entre otros.

Pues tribu sátira o virtual ahí está, los princesos existen y se comunican. Y nos dicen que el hombre necesita más autoestima o amor propio y que también puede ser lastimado emocionalmente por una mujer. Basta con ver los memes que circulan en las conversaciones sociales, luchando por los derechos de los hombres a no ser lastimados como #Noalmaltratodelosprincesos o #teamprincesos , ¿Cómo le explicaría a un niño qué es un princeso? Lo definiría como una mezcla de un metrosexual de los noventa, más un hombre con cierta ambigüedad sobre su sexualidad y preferencias, más una voz colectiva que pide a los hombres retomar su autoestima y sus emociones, agregando una pizca de una coyuntura posmoderna con muchos de los roles de genero invertidos y casi esquizofrénicos.

Por cierto, el masculino de princesa es príncipe. El ícono principal del movimiento de los princesos es Cristiano Ronaldo. Al final quizá sea una tribu urbana parodia, pero con su sarcasmo golpea al machismo y al feminismo en sus formas más fanáticas, ¿Si las mujeres quieren ser como princesas, por qué los hombres no pueden ser princesos? Las tribus urbanas siempre nos dicen algo.

Captura de pantalla 2014-05-23 a la(s) 17.15.59

 

Captura de pantalla 2014-05-23 a la(s) 17.16.09

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

confianza

¿Sufres de exceso de confianza? ¡Ten cuidado!

Todo tiene un límite, así también el reconocimiento de nuestras capacidades y habilidades. Sobreestimar lo que podemos hacer puede repercutir negativamente en la imagen proyectada a los demás, tanto en lo personal como lo profesional.