Hace ya algunos años, el entorno del retail era relativamente simple. Las instalaciones físicas dominaban el mercado y el marketing se basaba, principalmente, en crear confianza de marca. La distribución de los anaqueles se decidía a partir de cómo maximizar las compras de último momento para la población en general. Y los productos disponibles respondían a lo que el comprador promedio quería adquirir. Pero las herramientas digitales cambiaron el panorama.

El retail online es una industria que tendrá un valor de 3.453 billones de dólares (bdd) para finales del año. E incluso las compañías más tradicionales de la industria están buscando cómo aprovechar las herramientas digitales para mejorar la experiencia del usuario. Una clave en este aspecto es el buen aprovechamiento de los datos. Y es que, en un mundo donde cada vez más usuarios poseen un teléfono inteligente, hay grandes oportunidades de monetización.

Una industria retail impulsada por datos

Los smartphones no solo permiten a los usuarios mantenerse hiperconectados con el resto del mundo. En el entorno retail, permiten a la audiencia buscar precios, mantenerse informados, comparar ofertas y consultar reseñas sobre la calidad de los productos o la experiencia de cliente. Pero esta recolección de información también funciona a la inversa. Las compañías son capaces de recolectar insights sobre hábitos de compra, visitas y actividad geográfica.

Estos “micromomentos”, a su vez, permiten a las empresas retail obtener datos segmentados de los clientes. Qué buscan, qué necesitan, qué intereses tienen y cuáles son sus prioridades de compra. Las compañías pueden usar estas reflexiones para generar una experiencia al cliente más valiosa. Y los beneficios no solo están disponibles para las marcas digitales. También las organizaciones tradicionales pueden potenciar su negocio con estas estrategias.

Merca 2.0 entrevistó a Wendy Rowe Saavedra, strategic account director de Tiendeo México. La experta no solo reafirmó la importancia que el retail tradicional desarrollara este tipo de estrategias digitales. También perfiló algunas de las tendencias más importantes dentro del mercado en el uso de los datos como motor de negocio para las compañías en el sector.