Tinder va más allá del ligue, ahora quiere ser como Facebook y Snapchat

Tinder

Después de que Meetic, Match, junto con Tinder sumaran ganancias superiores a los 250 millones de dólares en 2016, Tinder aceptó que tiene planes de expansión que una simple herramienta para “ligar”.

La firma dio a conocer que compró la start up Wheel, de Los Ángeles, por una suma no revelada, para comenzar a trabajar en su proyecto de red social que incluya video, es decir, Tinder sigue los pasos de Facebook, Instagram y Snapchat.

Según analistas, la start up Wheel trabajaba antes de ser comprada en una forma de ofrecer a la gente la creación de sus propios videos móviles, “fáciles, divertidos y verificables”, decía su eslogan, además de un elemento colaborativo que permite a las personas trabajar en videos familiares y de amigos.

La start up tuvo un comienzo prometedor, e incluso recaudó dos millones de dólares de varios inversionistas, sin embargo, al final no funcionó.

Asimismo, se cree que Tinder no compró la estructura de Wheeel, sino su staff y personal, así como su talento y tecnología. La firma introducirá elementos de Snapchat en la aplicación de citas, mientras que su equipo se unirá.

Además, su entonces CEO, Paul Boukadakis, se unirá a Tinder como vicepresidente de iniciativas especiales, mientras que su directiva de tecnología se integrarán como ingenieros senior.