Regresar a las actividades es una prioridad para muchas empresas. Negocios de todos los tipos y tamaños hoy se ven fuertemente amenazados. No obstante, Tesla parece haber llevado la necesidad e intención a otro nivel.

Durante la tarde de ayer, Tesla ordenó reactivar las operaciones de su fábrica en ubicada en Fremont, California, hecho que se ha calificado como un desafío para las autoridades de gobierno y las restricciones impuestas para frenar la propagación de la enfermedad.

La información fue confirmada por el gobernador de California, Gavin Newsom, quien ha pedido a las autoridades sanitarias que hagan contacto con la dirección de la compañía, misma que debería abrir sus puertas hasta la semana siguiente.

Nadie será arrestado, pero si obligado

De igual manera, Elon Musk confirmó el reporte luego de publicar en su cuenta de Twitter un mensaje relativo a esta reapertura que va en contra de las recomendaciones sanitarias.

El empresario mencionó: “Tesla está reiniciando la producción hoy contra las reglas del condado de Alameda. Estaré en la línea con todos los demás. Si alguien es arrestado, pido que solo sea yo”.

A pesar de esta postura, el condado de Alameda anunció que no se espera el arresto de ningún colaborador de la firma, a pesar de que Tesla violó la orden del oficial de Salud.

En un documento, las autoridades del condado fijaron postura, al tiempo que indicaron que esta reapertura provocará reacciones similares a las que se han tomado con otras empresas que han violado las órdenes del condado.

Pero esta no es la única cosa de la que Tesla debería de preocuparse. Ahora un reporte de The Guardian ha indicado que los empleados de la firma fueron amenazados para regresar a sus actividades.

De acuerdo con el diario inglés, mediante el envío de mails corporativos, Tesla habría intimidado a sus trabajadores para reincorporarse a las actividades aún cuando la cuarentena no ha sido levantada en el estado de California.

Más de uno

Según el rotativo, uno de dichos correos dice textualmente: ”Si no se siente cómodo al ir al trabajo, puede quedarse en casa y tendrá una licencia sin goce de sueldo. Elegir no presentarse a trabajar puede eliminar o reducir su elegibilidad para el desempleo, dependiendo de la agencia de desempleo de su Estado”.

Este reporte coincide con lo publicado por Business Insider, medio que indica que tres trabajadores de Tesla declararon que fueron amenazados con perder sus beneficios de permiso de trabajo si no acaban la orden de volver al trabajo.

Adicional, desde The Verge informaron que la planta de Fremont abrió el fin de semana y se fabricaron alrededor de 200 unidades del Model Y y Model 3 en secreto.

Si bien mantener la rentabilidad, productividad y liquidez de las empresas se trata de un aspecto prioritario para mantener la cadena de valor, la realidad es que las organizaciones no deben olvidar su rol y responsabilidad como empleadores, en donde uno de los principios básicos no dichos es salvaguardar la seguridad de sus empleados y velar por su integridad. Parece que Tesla ha decidido dejar de lado este papel.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299