Que no te den gato por liebre; conoce el “A, B, C del Coaching”

Un asunto de transformación en nuestra vida profesional y personal
Llega un momento en nuestras vidas como profesionales o de manera personal, que necesitamos apoyo para crecer, fortalecer o retomar rumbo en nuestras vidas, para esta acción existe como una alternativa: el “Coaching”.

El coaching, con gran arraigo en nuestros países de habla española es el método que utiliza el experto de esta práctica llamado Coach. Personas preparadas y certificadas para acompañar, instruir y entrenar a una persona o a un grupo de ellas, siendo el objetivo: cumplir metas o desarrollar habilidades específicas. Estamos convencidos que, mediante el proceso de coaching, el cliente (coachee) profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento, mejora su calidad de vida y, siendo el caso, la de su organización.

Campo de acción del Coach
El coach es una figura que ya hemos visto en diversas actividades, desde las deportivas, pasando por las organizacionales, hasta las de vida personal. Las especialidades de coaching, no contenidas en el Catálogo Nacional de Ocupaciones de la STPS (México) pero si reconocidas por las personas y las organizaciones dedicadas y especializadas en esta práctica son las siguientes:

  • Coach Personal
  • Coach Ejecutivo
  • Coach de Vida
  • Coach de Equipos
  • Coach Deportivo
  • Coach de Plenitud o del Adulto Mayor

Dependiendo de a quién va dirigido y la técnica que utiliza el Coach
Podemos encontrar la siguiente clasificación con su breve explicación en el siguiente cuadro:

Columna_Carlos_Coaching_1

Metodologías del coaching
Hoy día podemos encontrar una infinidad de corrientes filosóficas y metodologías del coaching, así como diversas instituciones certificadoras de esta actividad profesional, que se ha distinguido por su impacto en las personas, grupos y organizaciones, y es aquí en dónde nos queremos enfocar, en los elementos clave a considerar para tomar la decisión adecuada a la hora de seleccionar el tipo de coaching que podría servir, a nosotros en lo personal, a nuestro equipo de trabajo y a nuestras organizaciones.

Modalidades de las sesiones de coaching:

  • Individual
  • Grupal
  • De Retroalimentación Documental (email)
  • Presencial
  • Interactivo Online

El coach y su profesión
El coach, aunque no requiere el ejercicio de una profesión, preferentemente es recomendable que la tenga y esté relacionada con conocimientos de las ciencias administrativas, ciencias sociales, de comportamiento humano.

La certificación del Coach y su institución
Lo que sí es imprescindible es que, el coach y su institución (empresa) estén certificados por algún organismo registrado ya sea en organismos públicos, como podría ser el CONOCER, u organismos que han realizado un proceso profesional ante instituciones nacionales o internacionales, como podría ser la International Coach Federation (ICF) de México Federación de Asociaciones de Coaching de América Latina.

Qué debemos esperar de un coach competente
El coach con práctica, preparación y vocación establecerá las metas a alcanzar y los temas a tratar; veremos su experiencia en el uso de las herramientas y técnicas que utilizará, y la forma en que facilita las sesiones.

Columna_Carlos_Coaching_2

El coach cumple su tarea cuando el coachee (cliente) con total orden y responsabilidad ha obtenido los aprendizajes y reflexiones establecidas de acuerdo a las necesidades, metas y retos planteados, siguiendo los siguientes principios:

  • Conducta ética
  • Presencia plena
  • Elaborando preguntas que clarifican la información y que generan reflexión, descubrimiento y toma de conciencia
  • Acompañando al coachee en la generación de alternativas de acción
  • Gestionando el progreso y la responsabilidad del coachee
  • Generando y solicitando retroalimentación

“A, B, C” del Coaching
El 11 de Julio de 2008 se reunieron en Dublín, coaches de 16 países para diseñar lo que sería una visión compartida sobre el mundo del coaching, sus desafíos actuales y futuros y la creación de una comunidad global de coaching que, honrado la diversidad de los distintas corrientes, incluyera a empresarios, académicos, practicantes y organizaciones profesionales que promuevan el diálogo para el desarrollo del Coaching.

El resultado es la Declaración de Dublín sobre Coaching: “Somos coaches provenientes de distintas corrientes y nos hemos reunido en Dublín para dialogar acerca del estado de nuestra emergente profesión”. Si deseas profundizar en esta apasiónate tarea del coaching, consulta la Declaración de Dublín para Coaching.

Reflexión 

Para conocer el resultado del trabajo del coach con el coachee se pueden establecer los siguientes estados, desde los que se valorará la entrega de resultados.

Columna_Carlos_Coaching_3

Siendo esta última, el mejor indicador de las capacidades y eficiencia de la metodología del Coach, pues este estado es el objetivo principal de su trabajo, es importante resaltar que lo significativo es: llegar a la meta, tanto como lo es conseguir y desarrollar la habilidad necesaria para generar nuevas alternativas.

Columna_Carlos_Coaching_4

Es una oportunidad tener un Coach de cabecera que nos acompañe en nuestro crecimiento y evolución, máxime en tiempos de cambio y transformación inaplazable, pero la decisión es única y exclusivamente nuestra, vigilando, que se trate de un coach profesional y certificado, ya que como reza el refrán popular, hay que tener cuidado “que no te den gato por liebre”.