¿Qué tanto puede afectar a Under Armour las declaraciones de su CEO?

Desde hace un par de semanas Under Armour ha pasado por el escrutinio público producto de las declaraciones de su CEO, Kevin Plank durante una entrevista con CNBC en las que calificó a Donald Trump como un “Asset” (Activo) para Estados Unidos, haciendo referencia a que es un elemento positivo para el desarrollo del país.

Las palabras calaron fuerte en la compañía con sede en Baltimore, Maryland, que obtiene ingresos por ventas anuales de más de 3 mil 960 millones de dólares y que ha logrado en pocos años posicionarse como la cuarta marca deportiva de mayor valor, sólo detrás de Nike, ESPN y Adidas.

Para algunos analistas las declaraciones de Plank pueden afectar a la marca. Así lo refiere un reporte de Susquehanna International Group que señala que ‘alabar’ a Trump harán “casi imposible construir una marca de estilo de vida urbano fresco en un futuro previsible”.

Más aún, el analista Matt Powell de NPD, en declaraciones a The Baltimore Sun -citado por Business Insider– señala que afectará en particular su relación con los públicos más jóvenes, quienes consideran en gran medida las implicaciones morales de dónde gastan sus dólares.

“Los Millennials y Generation Z quieren que las marcas y los retailers sean transparentes con respecto a sus posiciones en asuntos sociales”, dijo Powell. Aunque, de acuerdo con Susquehanna, es probable que Under Armour no pierda su relación comercial con algunos de sus principales embajadores.

El problema es que Stephen Curry, estrella de los Golden State Warriors y la NBA, Misty Copeland, bailarina profesional y el actor Dwayne “The Rock” Johnson expresaron su desacuerdo con declaraciones de Plank; los tres embajadores usaron las redes sociales para manifestarse, algo que fue retomado en conversación por miles de usuarios.

Ante esta situación, el CEO de Under Armour publicó un anuncio de plana completa en The Baltimore Sun, en el que, a manera de réplica a las críticas por sus comentarios en la entrevista con CNBC, aclara que “no reflejan con exactitud su manera de pensar”.

Sin embargo, más allá de la molestia de algunos de sus principales embajadores, la marca ya ha resentido estas acciones en su valor de mercado, pues en la Bolsa de Valores de Nueva York, sus acciones han perdido valor en los últimos días, pasando de 28,94 dólares el 30 de enero, a una caída de 21,49 el 31 del mismo mes, algo que no se ha podido recuperar en las últimas dos semanas. Este lunes, por ejemplo, sus papeles cerraron en 21, 88 dólares.

El impacto es evidente, hoy la marca cuenta con embajadores como Curry y ‘The Rock’, que gozan de un gran engagement, también con figuras como Tom Brady -quien apoya a Trump-, Michael Phelps y Gisele Bundchen, entre otras figuras, aunque no todos comulgan con los valores de la marca, al menos eso queda de manifiesto con la presente tensión.

Algo distinto de lo que sucede con Nike y Adidas, ambas marcas han lanzado campañas que promueven la equidad, igualdad y diversidad como valores que quieren que el público relaciones con ellas. Las dos ha recurrido a sus principales embajadores para impulsarlas.

under-armour-google-finance
Imagen: Google Finance

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299