Share, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 5169 vistas

Print

Posted in:

“Talentos Ocultos” ¡No, es miopía en el trato que se da a los colaboradores!

Las áreas de recursos humanos y los jefes directos son actores principales de estas historias de terror organizacional.

He disfrutado enormemente la película “Talentos ocultos” – “Hidden Figures” en su versión en inglés – la cual nos da la oportunidad de reflexionar acerca de las características de tres mujeres expertas en matemáticas que trabajaron para la NASA en la década del sesenta (Siglo XX), y conocer sus habilidades, destrezas, actitudes, valores, todo esto englobado hoy día en las llamadas competencias. Las lecciones y aprendizajes, en la película son significativas para el mundo de las organizaciones y profundas en su aspecto humano.

Una historia que pone sobre la mesa, la dignidad, visón e inteligencia y capacidad de adaptación al cambio de estas tres mujeres afroamericanas. Da testimonio del valor del conocimiento adquirido a través del estudio en la escuela, y la visión desarrollada en un contexto de tiempos tenebrosos.

No se trata de talentos ocultos

Podemos decir después de haber visto la película que su título es un tanto injusto o engañoso, realmente no son ‘Mujeres con talentos ocultos‘ se trata de una época en los años 50, 60’s del siglo XX, de una miopía organizacional, así como humana y una discriminación infame.

Estas y otras perniciosas prácticas todavía están vigentes en varias organizaciones en México y el mundo. Es por esto que los que interactuamos directa o indirectamente en esta importante función organizacional, como lo es la llamada área de recursos humanos, respecto a dichas prácticas, las tenemos que:

  • Señalar
  • Denunciar
  • Combatir
  • Transformar

Máxime en esta época marcada por una extraordinaria y resbaladiza transformación digital, en dónde la persona está perdiendo algunos espacios laborales so pretexto de la errada búsqueda de la productividad y rentabilidad al costo que sea.

La historia no es un cuento ficticio

La historia está basada en hechos reales según reza la promoción de dicha película y en la investigación que realizamos. Es la vida de tres mujeres en una etapa de segregación y reivindicación de minorías en los Estados Unidos de América (USA) que todavía cargaban, principalmente en el sur de ese país, un racismo que tenía presente el recuerdo de la Guerra de Secesión.

Ellas tres y otras más, a pesar de la segregación que sufrieron por ser mujeres afroamericanas pudieron sobreponerse y triunfar en la vida, sus nombres son: Katherine Johnson, Dorothy Vaughan y Mary Jackson. A continuación, presentamos una breve bibliografía de cada una de ellas, acompañadas de una frase que hemos elegido después de conocer sus historias.

captura-de-pantalla-2017-02-14-a-las-22-27-16

La frase que podría definir a Katherine Johnson es:“No inclines nunca la cabeza, tenla siempre erguida. Mira al mundo directamente a la cara” Helen Keller

captura-de-pantalla-2017-02-14-a-las-22-27-23

La frase elegida para Dorothy Vaughan es:“No soy la única, pero aun así soy alguien. No puedo hacer todo, pero aun así puedo hacer algo; y justo porque no lo puedo hacer todo, no renunciaré a hacer lo que sí puedo” Helen Keller

captura-de-pantalla-2017-02-14-a-las-22-27-30

Sin lugar a dudas esta frase define a Mary Jackson: “¿Por qué contentarnos con vivir a rastras cuando sentimos el anhelo de volar?” Helen Keller

Características de estas tres mujeres

Dignidad,

Demuestran un gran sentimiento de amor propio, alta autoestima siendo las tres, personas muy sensibles a las ofensas, desprecios o faltas de respeto, sin embargo, muestran ser personas con alta honorabilidad. Se expresan en situaciones difíciles con compostura y decoro.

Visión estratégica, capacidad analítica

Estas mujeres demuestran que su visión estratégica la desarrollan con base en su conocimiento y dominio del tema, experiencia en términos de años de trabajo, continuo estudio, su capacidad de comprensión, en este caso de altas matemáticas, la aplicación práctica de las mismas en temas de alta responsabilidad como lo era el garantizar el regreso de los primeros astronautas a la tierra desde la estratosfera; finalmente su gran capacidad de análisis y síntesis.

Aunamos a esto el entendimiento de la realidad de su contexto laboral y social al que se enfrentan con gran resolución, su percepción del entorno con una decisión absoluta para trabajar en forma disciplinada sobre datos y hechos, no tanto sobre juicios de valor. Actualmente llegamos a conocer a emprendedores que inician sus proyectos sobre bases de ilusión o esperanza de que funcione, y no sobre realidades fundamentadas en datos duros.

Llama la atención como solucionan, de acuerdo a la película, con relativa frialdad las situaciones negativas a las que se enfrentan día con día, en un entorno de racismo y exclusión de género, con una gran capacidad de desdramatización de los acontecimientos. Y no podemos obviar su armazón mental para enfrentar el escollo o fracaso que se les presenta.

Adaptación al cambio

Su capacidad para adaptarse a los cambios es formidable, hay en su historia escenas constantes que nos muestran cómo van modificando su conducta para alcanzar determinados objetivos cuando surgen verdaderas dificultades, como lo son los desprecios por ser mujeres y afroamericanas.

Las personas con esta competencia son capaces de adquirir nuevas pericias o habilidades y de incorporarse fácilmente a un nuevo equipo de trabajo. Permanecen abiertas a los nuevos datos y pueden renunciar a las antiguas creencias y adaptarse a los nuevos tiempos. Otras competencias implicadas son flexibilidad, iniciativa, capacidad de solucionar situaciones emergentes y aprendizaje continuo.

Exaltando el valor de las personas más que los talentos

Estas científicas, mujeres afroamericanas –casi genios de la matemática– se tornan piezas esenciales para las primeras misiones tripuladas de la NASA, incluso en situaciones en las que “compiten” contra los primeros equipos de cómputo (IBM), finalmente, el factor persona se sobrepone y triunfa en esta historia. Uno de los primeros computadores de IBM basados en transistores fue el IBM 7090.

Las fotos finales de estas tres mujeres de la vida real, esos rostros verdaderos y envejecidos que aparecen en los créditos al cierre de la película, parecen superar a la narración, y hablan crecidamente de una historia mucho más impactante que la que cuenta Margot Lee Shetterly en su libro “Talentos Ocultos”.

captura-de-pantalla-2017-02-14-a-las-22-27-38

A unos días de que se entreguen los premios de la 89ª edición de los Oscars, próximo 26 de febrero de 2017, no puedes perderte está cinta para descubrir si “La Academia” acertó al nominarla como una de las mejores películas.

Gran tarea de las organizaciones y de las áreas responsables de las personas

Las prácticas, procesos, criterios y valores de las organizaciones y de sus áreas de recursos humanos, han de buscar clarificar dichas variables para poder encumbrar, valorar e identificar las características, habilidades, destrezas, actitudes, conocimientos de personas, no de talentos, que permitan seleccionar, evaluar y reconocer a las personas de una manera justa e imparcial.

Share, , Google Plus, Pinterest,

Written by Carlos Vargas

Identificador y Reclutador Profesional de Ejecutivos (Mkt, Finanzas y RH) Coach Ejecutivo, Consultor en Redes Sociales Áreas de Comunicaciones y Recursos Humanos, Mentor y Desarrollador de Negocios.

*Las columnas de opinión reflejan el pensar individual y gustos personales de los columnistas, los cuales no necesariamente son compartidos por el equipo Merca2.0.

119 posts