Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Takata, la historia de una marca que no pudo superar una crisis y ahora se declara en quiebra

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
La empresa de componentes no pudo salir a flote de las multimillonarias multas que recibiera por sus dispositivos defectuosos en todo el mundo.

La autopartista japonesa Takata se declaró en bancarrota, sus acciones se desplomaron este miércoles casi un 70 por ciento, luego de que ésta no pudiera salir a flote de las multimillonarias multas que recibiera por sus dispositivos defectuosos.

Los papeles de la compañía se desplomaron 68.18 por ciento y cotizaron en 35 yenes al final de la jornada de la Bolsa de Tokio.

La declaración de quiebra de Takata presentada en Japón y Estados Unidos el lunes 26 de junio, llevó al regulador bursátil nipón a congelar su cotización el lunes y a suspenderla el martes después de que sus acciones acumularan una caída cercana a 80 por ciento desde mediados de mes.

Las obligaciones de pago del fabricante de bolsas de aire superan los 8 mil 988 millones de dólares, lo que convierte a la quiebra del fabricante de autopartes en la mayor de una empresa japonesa hasta la fecha.

Fundada en 1933, Takata es uno de los mayores proveedores mundiales de bolsas de aire y otros dispositivos de seguridad vial, y desde 2008 está sumida en serias dificultades económicas derivadas de los fallos localizados en el encapsulado metálico donde se aloja la bolsa del aditamento de seguridad.

Este problema puede causar que las bolsas de aire se abran con demasiada fuerza y proyecte fragmentos a los ocupantes, lo que se ha ligado al menos a una quincena de muertes y afecta a vehículos de 19 de fabricantes de todo el mundo.

Una crisis que no pudo ser controlada

Takata había firmado en 2016, un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos para pagar mil millones de dólares y declararse culpable por la distribución de bolsas de aire defectuosas y que ocasionaron la muerte de al menos 15 personas en todo el mundo.

Tres ejecutivos fueron acusados de proporcionar información falsa a los fabricantes de automóviles y animarlos a comprar bolsas de aire Takata con componentes defectuosos.

La investigación realizada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos llegaría en un momento en el que fabricantes que usaban componentes de esta marca retiraran vehículos con esas bolsas de aire defectuosas, las cuales se inflan en exceso al activarse por un accidente.

La firma japonesa obtuvo una sanción penal de 25 millones de dólares, mientras que Takata también obtuvo un monto de sanción de 850 millones de dólares para indemnizar a las firmas automotrices por sus productos defectuosos.

Otros 125 millones de dólares se destinarán a un fondo de compensación para los conductores, pasajeros y las familias de los perjudicados por el mal funcionamiento de las bolsas.

Takata ya ha saldado con la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras de Estados Unidos (NHTSA) más de 200 millones de dólares en multas.

La dependencia ha ordenado una serie de retiros que cubren decenas de millones de vehículos en Estados Unidos equipados con bolsas de aire de la Takata. A nivel mundial, más de 42 millones de vehículos están involucrados en el retiro, de acuerdo con los reportes de diversos fabricantes de autos.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados