Starbucks y McDonald’s diseñarán en conjunto vaso amigable con el ambiente

Imagen: InformaBTL

Tras el lanzamiento de la convocatoria NextGen Cup Challenge, por parte de StarbucksClosed Loop Partners para invitar a diseñadores industriales a elaborar un vaso cien por ciento amigable con el ambiente, McDonald’s se integra a la iniciativa y las dos marcas de productos comestibles han anunciado que trabajarán en conjunto para desarrollar este elemento de packaging.

Starbuck había anunciado la intención de elaborar este elemento casi de manera simultanea con su aviso de dejar de ofrecer popotes a sus clientes. La iniciativa NextGen Cup Challenge prevé una inversión de 10 millones dólares para el diseño y fabricación de un envase que no se acumule en ríos o vertederos de otra índole y puedan reciclarse al cien por ciento para la posterior elaboración de otros productos como servilletas, papeles de limpieza o hasta muebles.

McDonald’s une ahora esfuerzos con esta iniciativa y se prevé un plazo máximo de tres años para la disposición de de este envase. Actualmente ambas marcas trabajan en conjunto en un vaso elaborado a partir de materiales vegetales que sea capaz de integrarse al medio ambiente y que además pueda resistir las altas temperaturas de las las bebidas que se expenden en este tipo de establecimientos.

Closed Loop Partners, organismo que también se ha involucrado en esta búsqueda, es una institución estadounidense que invierte importantes sumas de dinero en la investigación y desarrollo de bienes de consumo sostenibles, tecnologías de reciclaje avanzadas y el desarrollo de la economía circular. El prototipo que elaboran las tres compañías se encuentra en estos momentos en la decimotercera prueba de resistencia del material que conformaría los vasos.

También se prevén pruebas de impacto ambiental para garantizar un daño nulo también en popotes -este último elemento tiene comprometidos resultados palpables hacia 2020-

NextGen Cup Challenge, convocatoria abierta para diseñadores industriales de todos los estratos y orígenes, arrancará formalmente en septiembre de este año y sus aspirantes se integrarán a un programa acelerador de seis meses de duración, donde serán financiados hasta con  un millón de dólares.

Estas no son las únicas iniciativas por la conservación ambiental en donde se han involucrado Starbucks y McDonald’s, la primera empresa  lanzó  a mediados de la década pasada  un vaso de papel cartón para bebidas calientes y un par de años después un vaso de plástico de bajo impacto ambiental.

La segunda marca, por parte ha anunciado su intención de desarrollar materiales más ecológicos antes de 2025 -bolsas, vasos de refresco y cajas para hamburguesa-.

Si bien se trata de acciones donde lo más importante será un impacto más amable con el medio ambiente, también se trata de una manera muy efectiva de posicionarse en la conversación pública y obtener beneficios como marca que traducirían en mejores ventas y una imagen más exitosa ante los consumidores.