Social media: el “ser o no ser” de la mercadotecnia actual

Constantemente se crean nuevas redes sociales, existen redes para todos los gustos, algunas son más enfocadas a las personas y otras a los negocios.

Los organizadores de eventos no estamos exentos de las redes sociales, más bien, estamos en el mejor momento de entenderlas y aprender a usarlas en beneficio de nuestros clientes. Hoy, hablar de social media, es hablar de un medio de comunicación que es parte integral de cada uno de nosotros. Ya no son simplemente un mero entretenimiento, forman parte de nuestra vida e interactuamos con ellas todo el tiempo: para estar informados, para comunicarnos, para divertirnos, para relacionarnos, para conocer más sobre las marcas, productos y servicios que queremos comprar, para decidir a que eventos queremos asistir, etcétera.

Las redes sociales son un canal económico, fácil de utilizar, alcanzan fácilmente al público general y al público objetivo ya que tienen la gran ventaja de lograr una acertada segmentación. No usarlas sería desaprovechar un elemento que está ahí, y que día a día nos demuestran que son de gran utilidad para generar negocios.

Si bien las redes sociales son fundamentales para el relacionamiento social, las apps de mensajes de comunidades de usuarios son también muy importantes. De hecho, WhatssApp, Facebook Messenger, Viber y WeChat juntos, tienen más usuarios que las grandes redes: Facebook, Twitter, LinkedIn e Instagram.

Según un artículo publicado en la revista Forbes de enero del 2017, el 62 por ciento de los Millennials son más leales a marcas que los conecta vía social messaging, ya que los jóvenes quieren sentir un toque personal, de transparencia y de colaboración que la comunicación de “uno en uno” permite.

YouTube fue construido sobre la base de capturar videos reales. Las mismas redes sociales lo llevaron al siguiente nivel, ofreciendo contenido en tiempo real. El primero en hacerlo fue Periscope, impulsado por Twitter, y hace poco Facebook nos sorprendió con Facebook Live. Con estas herramientas ahora no sólo el organizador del evento puede transmitir en vivo, sino que los mismos asistentes se convierten en reporteros, ya que pueden comunicar lo que está pasando en el evento. Claro que para que esto suceda, el encuentro debe de generar una experiencia o un contenido suficientemente atractivo para que los asistentes deseen “presumir” de lo que están siendo testigos en vivo.

Los negocios ya están sacando ventaja de esta gran audiencia basada en plataformas de social messaging, por ejemplo, ya hay infinidad de páginas y redes sociales, donde puedes dar clic en un anuncio y te lleva directamente a una ventana con un chat para que alguien de la marca te atienda.

Las selfies de Snapchat trajeron la idea de la realidad aumentada en la atmósfera social. Por ejemplo Pokemón Go se volvió una sensación en el año 2016. Mark Zuckerberg ha confirmado que Facebook esta experimentando con realidad aumentada; recientemente su compañía adquirió Masquerade, una app de selfies y filtros para video en vivo, y que decir de chatbot que es un software con el cuál “el sistema logra aprender las preguntas de los visitantes, además de la posibilidad de agregar respuestas posibles para que los visitantes reciban respuestas instantáneas.”

Según la firma de investigación Gartner, se estima que más del 85 por ciento de los centros de atención al cliente serán virtuales para el 2020.

Las redes sociales y los grupos sociales digitales ayudan para generar expectativa e informar, motivar a que la gente vaya a eventos corporativos y sociales. Generan una participación ya que permite que la comunicación sea bidireccional. Antes de que existieran, la persona que comunicaba sólo esperaba que lo escucharan, hoy en verdad puedes generar una comunicación entre ambos en función de los datos de las redes sociales. Además, se puede re direccionar y compartir el contenido. Como organizador de eventos puedes ir administrando el contenido para lograr tu objetivo: ¡enganchar a la gente!, que estén emocionados y les interese ir al evento.

Al transmitir en vivo tu evento, cumples dos objetivos: difundir lo que está sucediendo y lograr que la gente que no fue o no sabía se involucre; inclusive puedes transmitir el evento completo si así lo deseas. Vía Twiter puedes generar preguntas al keynote speaker, lo que permite la interacción del conferencista con el público. Después del evento sirve para presumir lo bien que estuvo y sirve también para seguir enganchando a la gente con videos, mensajes, fotos.

Estoy seguro que si William Shakespeare estuviera vivo, sería un entusiasta del social media y se preguntaría si son el “ser o no ser” de la mercadotecnia actual.