Smart Cities: Transformación del ciudadano del Siglo XXI

La gran transformación digital que vive el mundo podría ser una vía de solución para grandes urbes como las de nuestros países latinoamericanos: Ciudad de México (CDMX), Monterrey, Guadalajara, Buenos Aires, Santiago de Chile, Sao Paulo, Brasilia, Bogotá, etc; para esto se deberán adoptar estrategias que lleven a estas megalópolis a convertirse en una Smart Cities o Ciudades Inteligentes.

Nuevos paradigmas
La transformación digital implica la adopción de nuevos paradigmas para la conducción y gobernanza de nuestras ciudades; mismas que se han visto y se verán afectadas, año con año, por un importante crecimiento de la población, el cual ha provocado un cambio en la estructura demográfica.

El reto estará en evitar generar dos sociedades, la de los conectados y desconectados, situación que va de la mano con los recursos económicos, financieros y educacionales de las ciudades y de los ciudadanos, y que hoy día ya se vive en casi todas nuestras grandes urbes, con los “niños de la calle”, ancianos abandonados, etc.

En busca de soluciones integrales responsables
Las ciudades en el mundo están obligadas por necesidad a buscar soluciones integrales que eviten situaciones como las que ha sufrido en el mes de marzo de 2016 la CDMX, y que para efectos de nuestras reflexiones a este tema, las relatamos a continuación.

Vientos tempestuosos para la CDMX
La CDMX estuvo totalmente limpia, transparente, producto de las formidables ráfagas de viento, de hasta 80 kilómetros por hora, hace unos cuantos días (8 al 10 de marzo de 2016), pudimos apreciar visualmente la magnitud de esta gran ciudad, con una limpieza ambiental total.

Fuimos informados, por las noticias vía medios digitales (Facebook, Twitter, etc.) y electrónicos (radio, televisión), de algunas personas afectadas por el derrumbe de cientos de árboles y la caída de anuncios espectaculares; mismos que siempre han sido motivo de señalamiento y denuncia por parte la sociedad civil, por la contaminación y distracción visual que generan. Y todo queda en denuncias que son tratadas con la pasividad y negligencia burocrática de las autoridades.

Negra contaminación para la CDMX y sus gobernantes
No había pasado ni una semana, cuando hace su aparición en toda su magnitud, la contaminación a niveles criminales, esto, al parecer, producto de una deficiente e incapaz gestión del sistema ambiental, por parte de la Secretaria del Medio Ambiente de la CDMX. La capital del país despertó el jueves 17 de marzo con la alerta por contaminación activada por cuarto día consecutivo, con niveles de ozono que doblaron la cantidad aceptada. Esto con lleva una larga lista de motivos que provocan la contaminación, comenzando en los vereficentros y recorriendo la ciudad cientos de camiones urbanos que nadie imagina cómo es que pasan la “verificación”.

City Manager y Periscope
En el mismo orden de ideas, respecto a la integración de la tecnología en las ciudades, durante un operativo de reordenamiento de la vía pública, en una colonia de la CDMX, Arne aus den Ruthen, City Manager de la delegación Miguel Hidalgo, fue agredido por vecinos que se negaron a retirar un auto en condiciones de chatarra y otros elementos. A través de su cuenta de Periscope, el City Manager compartió videos donde muestra momentos previos y posteriores a la agresión, ocurrida. Estas acciones con apoyo de la tecnología Periscope, además del Twitter, Facebook, etc; no dan ni darán los resultados que se desean, debido a una falta de visión, estrategia y acción integral, que implique información, comunicación, capacitación, culturización de los participantes a través de la tecnología informática, digital, incluyendo por supuesto al ciudadano. “No es posible salir a la pesca de ballenas con un anzuelo”.

Las Smart Cities,
O “Ciudades Inteligentes” surgen para dar contestación a desafíos que se perfilan a partir del incremento exponencial y concentración de los núcleos urbanos de la población, que de esta manera forman ciudades como monstruos de mil cabezas; fuentes como el World Bank (Libro Blanco Smart Cities 2012) ha pronosticado crecimientos formidables y preocupantes para el año 2050.

Las Smart Cities no se perfilan como ciudades inhumanas, sin alma, sin vida; la propuesta es que estén preponderantemente constituidas y gobernadas con sistemas informáticos y tecnológicos que le den valor al ciudadano, como individuo y a la comunidad, ya que las Smart Cities proponen atender aspectos primordiales del desarrollo:

  1. Económico
  2. Social
  3. Cultural

Las Smart Cities engloban una filosofía de vida, un proceso de desarrollo, de sensibilización, de formación y de cambio, en la forma de entender al ciudadano y a la metrópoli, y en su forma de vivir y trabajar.

Smart Cities-Columnas

 

En las Smart Cities o Ciudades Inteligentes la persona es el eje
Seguiremos en la línea de pensamiento de que el centro de todas nuestras acciones es y deberá ser “La Persona”. En este caso el ciudadano en lo individual y los ciudadanos integrados a comunidades, son con quienes se interactúa; ninguna urbe podrá llegar a ser inteligente si no pone en marcha servicios que sus ciudadanos valoren de tal forma que:

  • Perciban como útiles
  • Incrementen su bienestar
  • Y mejoren su Calidad de vida

En las Smart Cities o Ciudades Inteligentes todos participan
Además de los ciudadanos es necesaria la colaboración de otros agentes en la creación y fortalecimiento de una Smart Cities o ciudad inteligente, como puede verse a continuación.

Smart Cities-Columnas 02

Las ideas de esta colaboración han sido generadas a partir del MOOC Smart Cities: tecnologías para transformar la sociedad de LID learning.

 

Ejerciendo política digital con sentido humano
Ya llegó la hora de que las autoridades de nuestras inmensas urbes, que son organismos con vida, tomen con seriedad, profesionalismo y humanismo su tarea de gobernar para servir a sus ciudadanos, para esto tendrán que seguir un proceso formal de creación y fortalecimiento de las Smart Cities, Ciudades Inteligentes; proceso que les permita: conocer, convencer, culturizar, capacitar, comunicar con contenido, generar confianza, etc. Y todo aquello que los lleve a rescatar la definición de hacer política al servicio de la ciudadanía.

Smart Cities-Columnas 03

Todos debemos tener sensibilidad e inteligencia para cimentar bases de Smart Cities, Ciudades Inteligentes, con sentido humano, y tener cuidado para que no resulte que al paso del tiempo tengamos ciudades operadas con robots, como aquel hotel en Japón, totalmente robotizado, cuyo dueño, que no es un robot, asegura que esa será la manera de “crear el establecimiento más eficiente y productivo del mundo”, y nosotros añadimos que: habrá que asegurar que las Smart Cities funcionen en beneficio de las personas y no de otros “robots” que ocupen nuestro lugar.