Con propuestas al estilo de Google Docs u Office 365, a veces parece ridículo hablar de procesadores de texto en línea. Sin embargo, hay más de un editor que tiene funciones adicionales que los hacen una opción atractiva para los usuarios. Por supuesto, en ocasiones estas características podrían no parecer de gran utilidad a primera instancia. Pero una vez que se empiezan a utilizar para tareas específicas, se convierten en herramientas indispensables.

Así es el caso del editor de texto WordCounter. Como su nombre lo indica, su principal característica es contar automáticamente el número de palabras y caracteres que tiene un documento específico. Sin embargo, su principal función es ayudar a las personas a mejorar su estilo y nivel de escritura. A través de múltiples herramientas gratuitas, puede lograr que un documento sea más fácil de comprender. O, si es necesario, ajustar otros aspectos técnicos.

Más que un simple editor de texto en línea

Cabe aclarar que, al tratarse de una herramienta en inglés, está optimizada para textos en este idioma. Sin embargo, sus funciones más básicas no requieren un idioma en particular. El editor puede contar las palabras, caracteres, oraciones y párrafos en cualquier cuerpo de texto. Asimismo, estima qué tanto tiempo podría tardar una persona en leer el documento. Y también provee una cifra aproximada de qué tanto tomaría recitarlo en voz alta.

Para los escritos en inglés, también tiene un corrector de gramática y de ortografía. El editor además tiene un thesaurus, útil cuando se están buscando sinónimos para algunas expresiones y palabras. Además permite realizar una revisión de plagio, establecer metas de escritura, calcular el tiempo que toma redactar un texto y hacer un seguimiento a la actividad. Todos estos elementos se pueden rastrear diariamente sin la necesidad de crear una cuenta.

También para los que realizan content marketing puede ser una herramienta valiosa. El editor hace un recuento de las palabras más repetidas a lo largo del texto. Estas estadísticas no solo sirven para optimizar el SEO, sino también para identificar algunos vicios de la escritura. Incluso tiene una herramienta speech-to-text, para quienes no tienen un teclado (o tiempo) disponible. Así pues, se trata de una página suficientemente útil para ser considerada.