• Según Forbes, si el tiempo es dinero, entonces no delegar es una pérdida económica

  • INC apunta que muchos líderes se rehusan a ceder tareas a otros porque se creen los únicos capaces de realizarlas

  • De acuerdo con Jill Hickman, otros temen que sus colaboradores puedan hacer sus tareas con mayor efectividad

Hay varios factores que distinguen a un líder. En primera instancia, debe asegurarse que su trabajo no ahuyente a otros colaboradores y piezas clave de la organización. Asimismo, debe ser capaz de tomar decisiones difíciles y sacar adelante al equipo incluso en los momentos más complejos. Dentro de la industria del marketing, necesita saber ejercer su autoridad creativamente. Pero todavía más importante aún, es crucial que domine el arte de delegar.

Según INC, la gente debería delegar cualquier tarea que algún colaborador pueda realizar con el 70 por ciento de la calidad que puede hacerlo el líder. Pero es claro que pocas personas deciden realizar esta transferencia de tareas. Según el Instituto Americano del Estrés, 46 por ciento de las personas están frustradas a causa de su carga de trabajo. Además, hasta tres de cada 10 jefes, según Towards Maturity, también se sienten rebasados por sus actividades.

Al mismo tiempo, saber  hacerlo no es cosa sencilla. De acuerdo con The Muse, no cualquier ocasión o tarea puede ser cedida a otros colaboradores. Además, Peeler Associates advierte que una mala implementación de esta práctica puede afectar al negocio. No solo impide el crecimiento de otros, también se puede limitar el valor de la compañía. Así pues, el Harvard Business Review apunta que hay ocho acciones cruciales para delegar eficazmente.

Escoger a la persona correcta

No todos los individuos de la organización tienen las habilidades, herramientas o tiempo para llevar a cabo la tarea que deseas delegar. Procura elegir a alguien que no solo sea capaz de completar el proyecto. También necesita tener la disposición de encargarse de la iniciativa.

Delimitar claramente responsabilidades

Uno de los errores que se cometen al delegar es no poner en claro de inmediato cuáles son los límites. Ceder actividades a un colaborador no significa que sean independientes. Hay que aclarar cuál es su rango de acción y de qué tareas deben preocuparse puntualmente.

Señalar las expectativas que se tienen al delegar

Ninguna persona puede leer mentes o saber a la perfección que se espera de ella solo por intuición. Es crucial saber marcar claramente los objetivos de trabajo que se deben alcanzar. De lo contrario, se corre el riesgo de tener un proyecto incompleto al final del periodo.

Proporcionar las herramientas necesarias

Aunque la habilidad personal es crucial, no es suficiente para cumplir la mayor parte de las tareas. Cuando se vaya a delegar una tarea, los líderes deben asegurarse que sus colaboradores tienen todo lo necesario para cumplir con sus objetivos sin problemas.

Establecer plazos de gestión

La meta de delegar es poder asignar actividades para poder reducir la carga de trabajo. En ese sentido, no es válido que los líderes micro-gestionen cada parte del proceso. Asimismo, tampoco es recomendable solo dar rienda suelta y no supervisar en lo absoluto el proyecto.

Fomentar nuevas formas de trabajar

Una de las grandes oportunidades que tienen los líderes al delegar es poder descubrir ideas y procesos. Es cierto que las personas tienden a encariñarse con ciertas técnicas y estrategias. Sin embargo, jamás se debe de poner un freno a la posible innovación de los colaboradores.

Delegar en un ambiente positivo

No sirve de nada asignar tareas a otros colaboradores si no se acompaña con un proceso de apoyo emocional y social. Para delegar, es igual de importante dar las herramientas para el proyecto como tratar de motivar a la persona a hacer siempre un mejor trabajo.

Aceptar errores

Para terminar, el arte de delegar requiere que los líderes sepan que las personas no son infalibles. Las equivocaciones son parte crucial del proceso de aprendizaje y no deben ser penalizadas en automático. Deben ser vistas como oportunidades de crecimiento.