CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Si no pagas con efectivo no hay viaje; usuarios de Uber reportan inconsistencias con conductores

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La marca debe optar por realizar los procedimientos necesarios para evitar este tipo de conductas y evitar que su imagen ante el consumidor decaiga.

Diversos usuarios en redes sociales han reportado que los conductores de Uber no aceptan los viajes a menos que estos paguen con efectivo.

Las aplicaciones que se encargan de brindar servicios de transporte privado llegaron a los teléfonos celulares del consumidor para ofrecer una alternativa a los taxis convencionales, donde evitarías salir a las calles y encontrar un conductor que pudiera proporcionarte este servicio. Estas plataformas se ganaron las billeteras de los consumidores, convirtiéndose en una buena alternativa debido a sus facilidades de pago con tarjetas de crédito, débito y efectivo, además de que estos irían a buscarte fuera de tu casa, evitando que perdieras tiempo buscando uno de estos.

Entre las aplicaciones que más se encuentran compitiendo por el mercado en este tipo de servicios de transporte privado, Statista muestra que Uber y Didi son las principales que predominan en la mente del consumidor, gracias al financiamiento que reciben cada una de estas en millones de dólares, donde también logramos ver (con una amplia diferencia) a Lyft, OLA, Bolt, Cabify, entre otras.

Usuarios reportan que conductores de uber no aceptan pagos con tarjeta

Recientemente los usuarios de redes sociales han estado reportando que algunos conductores de Uber están optando por rechazar aquellos viajes que sean pagados con tarjetas de crédito o débito, es decir, solamente aceptan viajes con efectivo.

De igual forma, algunos usuarios también han reportado que al subirse a su respectivo transporte y acceder a pagar con efectivo, al término del viaje se les habría cobrado el doble, es decir, su monto total con efectivo, además de que también se les cobró en sus tarjetas.

Todo parece indicar que este tipo de problemáticas se dan no solamente en México, sino en diversos países del mundo, repercutiendo directamente en la imagen de la marca que tiene el consumidor.

El cambio de la imagen ante deficiencias en servicios

Cuando Uber, Didi y demás plataformas de este estilo que brindaban un servicio de transporte privado se encontraban llegando a las diferentes ciudades, estos se vieron en conflicto, principalmente por los taxis locales; no obstante, en diversas ocasiones los usuarios defendieron a estos servicios ya que mostraban ser una alternativa de transporte de mejor calidad; no obstante, parece ser que debido a estas y más inconsistencias por parte de los conductores (además de los pagos en efectivo de Uber), están afectando considerablemente a su imagen.

Al principio se trataba de un transporte exclusivo, pero con el paso del tiempo, Uber ha mostrado un declive en el nivel de sus servicios por parte de los conductores, ejemplo de esto lo tuvimos cuando un conductor, al darse cuenta que su pasajero era gay, este por alguna razón le puso rap cristiano; a pesar de esto, el usuario no lo tomó a mal.

La marca debe optar por realizar los procedimientos necesarios para evitar este tipo de conductas y evitar que su imagen ante el consumidor decaiga aún más.

Notas relacionadas:

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Rebranding

Rebranding ¿cómo, cuándo y porqué hacerlo?

Rebranding, consiste en una estrategia de marketing en la que se busca generar un cambio, contemplando el nombre, diseño, logotipo, textos, tipografía, estructura, entre otros, recordando siempre mantener la esencia de la firma.