Sabías que las mejores empresas regularmente están lideradas por personas introvertidas

Serious bearded businessman is standing with his arms crossed. Cloudy sky is in the background. Mockup. Double exposure

Muchos dicen que es cuestión de cliché el mencionar que el CEO o jefe de las grandes empresas debe tener ciertas características, como el contar con un carácter fuerte, ser alegre, risueño y tener contacto con los empleados, lo que muchos no saben es que las mejores empresas regularmente están lideradas por personas introvertidas, aquellas que regularmente manejan un bajo perfil; algo muy diferente a los empresarios que muchas revistas nos enseñan.

Según datos de un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard, Stanford y Chicago, las personas más retraídas son las que se encuentran a la cabeza de las corporaciones que mayor éxito teniendo mejores resultados y mayor productividad, corroborando que efectivamente las empresas tienen mayor rentabilidad están a cargo de personas extrovertidas generando un 2 por ciento más utilidad que otros negocios.

Los expertos llegaron a la conclusión de que las personas menos efusivas pueden tener ventaja cuando se trata de destreza en los negocios, pero actualmente el departamento de factor humano sigue en búsqueda de personalidades fuertes para dirigir las compañías en tiempos difíciles.

Existen dos características básicas por las que el departamento de recursos humanos está teniendo complicaciones, primeramente, las personas que son extrovertidas están propensas a tienden a ser grandes motivadores, sin embargo. los introvertidos saben escuchar mejor y dan más libertad de acción a los empleados, ya que se sienten más cómodos a la hora de transmitir y desarrollar sus propias ideas.

Lo recomendable según los investigadores es poner al mando a alguien que se encuentre alineado, con las formas de trabajo, objetivos y metas de la empresa, pues de elegir incorrectamente no sólo será un gasto infructuoso, sino que también podría resulta ineficaz y perjudicial para la productividad de la compañía.