Rusia 2018: Cómo más allá del juego, el futbol imita al ajedrez

Francia y Croacia, finalistas; dos naciones emprendedoras, con equipos de alto nivel futbolístico y anímico; son un ejemplo de tenacidad para países, organizaciones y personas.

Croacia “El Caballo Negro”

Pequeño país que presenta en su escudo y bandera, figuras de un tablero de ajedrez, y en esa forma, con inteligencia, Croacia movió a sus jugadores con gran determinación, estrategia, pasión y un claro y categórico objetivo: ser campeones del mundial de futbol Rusia 2018.

Llega Croacia a la final, con un equipo integrado por 23 jóvenes futbolistas, debiendo ser 24 los integrantes. Faltando 5 minutos para terminar el juego, contra Nigeria, el entrenador Dalić le ordenó ingresar a Nikola Kalinić, (Juega como delantero y su equipo actual es el AC Milán de Italia) éste, adujo una lesión por lo que no ingresó. Luego de los estudios médicos pertinentes, se determinó que no sufría ninguna dolencia. Por consecuencia, el entrenador Zlatko Dalić decidió expulsarlo del plantel croata. Finalmente ganaron dos goles a cero.

Los croatas, todos ellos “hijos de la Guerra Croata de Independencia”, generada por los problemas religiosos, étnicos y políticos en esa región del mundo.

Los antecedentes e indicadores económicos, demográficos, geográficos e históricos que acompañaron a Croacia en esta travesía de 7 partidos en Rusia, nos permiten tener una clara idea de dónde, estos guerreros, toman e influyen en ellos los elementos que los catapultan con pasión, a la búsqueda de su objetivo ser campeones. Sin embargo, en este contexto, y de manera un tanto azarosa, llegan a ser subcampeones en Rusia 2018.

Francia “Les Bleus”

Es un gran país, que se distingue por su cultura multicultural e historia de lucha, un influyente país en la economía y diplomacia en el mundo, con gran apertura mental, y que ha sabido aprovechar las grandes ventajas que le ha dado la globalización del futbol mundial.

Con su filosofía y política de fronteras abiertas también se ha beneficiado de la inmigración, ya que Francia contó entre sus filas con 14 de 23 jugadores franceses, de origen africano. Y en este tema no se quedan atrás Bélgica (3er lugar) e Inglaterra (4º lugar) con un buen numero de jugadores, de estos países, de emigrantes llegados de África.

Franceses y croatas, ejemplo e ídolos de jóvenes y niños

Jugadores en este mundial, franceses y croatas, han despertado ejemplo a seguir por cientos de miles de jóvenes y niños de esos países y seguramente del mundo; hoy día son auténticos ídolos, héroes para todos ellos.

Francia y Croacia, partidarios y presidentes

Las selecciones de ambos países, acompañados “a todo pulmón” por sus entusiastas partidarios, así como por sus joviales y frescos presidentes. Por Francia Emmanuel Jean-Michel Frédéric Macron (40 años) y Kolinda Grabar-Kitarović por Croacia (50 años), siendo significativamente, un hombre y una mujer.

La sencillez de liderazgos que contactan a la gente

Es de llamar la atención, como estos dos presidentes, vivieron con sencillez, pasión, así como cercana y flexible diplomacia, el desarrollo de los 90 minutos de juego, más los tiempos complementarios; para después participar en la premiación, en un intenso aguacero, sin sombrilla alguna, la cual no empequeñeció la alegría de los franceses, ni ocultó las lágrimas de los croatas; todos viviendo con intensidad. Y los dos presidentes felicitando y abrazando con calidez humana a los integrantes de ambos equipos.

Croacia una historia de película

Literalmente la historia de Croacia es épica, y está plasmada en una forma breve en la película “Valteri” (en croata), o “Fuego” en español, producida por jóvenes mexicanos, que por producto de la causalidad pudieron, con su film, acompañar a los jugadores y al pueblo croata en el proceso de cierre del campeonato mundial en Rusia 2018, germinando un sentimiento de lucha titánica para obtener el campeonato mundial de futbol 2018.

¿Por qué Croacia y Francia llegan a la final en Rusia 2018 y Mexico no?

Los croatas en el mundial de futbol Rusia 2018 se la jugaron todo por el todo, no lograron ser los campeones del mundial, pero si se convirtieron en los preferidos del mundo.

Los franceses y croatas al igual que México y los otros 29 países, sabían de antemano que el camino para llegar al séptimo partido no era nada fácil ya que todos van por lo mismo.

Las rutas para llegar a la final son heterogéneas, pero no cabe duda de que en esto juegan muchos factores, tales como: la experiencia, capacidad técnica, la integridad psicológica, la preparación física, y de manera muy importante la decisión y la voluntad, capacidades que, van tomando su lugar en cada etapa, esto, al menoscabo de la integridad física de los jugadores, máxime en un campeonato de este nivel; y por supuesto, cuenta mucho, la confianza en ellos mismos.

Como en la película “Campeones” referida a la selección mexicana sub-17 en el Mundial de Perú 2005, el gran mensaje que Jesus Ramirez nos muestra, es que un equipo se dirige con principios básicos. Ya los comentamos en la colaboración, del pasado mes de mayo: “Creer o no en la Selección de México en Rusia 2018” y se resumen en la siguiente imagen.

Una gran jugada de ajedrez

Debemos profundizar y saber si la expectativa y resultado en el campeonato mundial de futbol en Rusia 2018 fue producto de la mercadotecnia, el exceso de confianza, miedo al éxito, o de no entender que el futbol imita al ajedrez, y como en muchas actividades de la vida, va más allá de un simple juego.