River-Boca, un nuevo duelo Adidas-Nike en el Bernabéu

Este domingo, finalmente (y si nada anormal ocurre), se disputará la postergada final de la Copa Libertadores de América entre los equipos argentinos River Plate y Boca Juniors. El juego en Madrid potencia el interés para las marcas que intervienen.

Bigstock

La épica “batalla” entre Adidas y Nike que periódicamente tiene lugar en el Santiago Bernabéu cuando se enfrentan Real Madrid y Barcelona, se reeditará este domingo cuando se juegue la final de la Copa Libertadores de América.

El postergado partido entre River Plate y Boca Juniors, que originalmente estaba apuntado para que se jugara en Buenos Aires, por razones de seguridad fue trasladado (con mucha polémica) a la capital española.

Se trata del juego de vuelta. El de ida, en la Bombonera, terminó igualado 2-2. Quien gane ahora se llevará la copa más importante de Sudamérica. En caso de empate, habrá alargue y, de ser necesario, penales.

El duelo River-Boca enfrentará, como cuando juegan Real Madrid y Barcelona, a las mismas marcas deportivas que visten a uno y otro equipo. Será el enfrentamiento entre la marca alemana Adidas, que equipa tanto a los “millonarios” como a los madridistas, y la estadounidense Nike, que viste a los “xeneizes” y a los del club de Lionel Messi.

Adidas patrocina con sus playeras desde hace 36 años a River. Se trata del contrato más extenso de la marca fuera de Alemania. Y contando al país germano, es el tercero, sólo superado por el que tiene con el Bayern Múnich y con la selección de fútbol, que acumulan más de 50 años con la compañía.

Según Efe, en 2015 River Plate renovó el contrato que tenía con Adidas hasta 2021. El anterior, terminaba a fines de diciembre de este año. Es por unos 10 millones de dólares anuales.

Enfrente estará Nike, que tiene acuerdos con Boca Juniors desde 1996. Inició la relación cuando Mauricio Macri, actual presidente argentino, era el máximo responsable de los destinos de ese club porteño. El último contrato firmado, en 2012, finaliza en 2019. Se hizo por 7 millones de dólares anuales.

Esta final será una gran oportunidad para que Boca eleve su cotización de cara a la renovación. La exposición que el juego en el Bernabéu generará es mundial y será clave a la hora de negociar un mejor contrato.

Sabido es que varias marcas están al acecho de Nike para suplantarla en el equipamiento de Boca. Under Armour, por ejemplo, está intentando hacer pie en el país y empezar por uno de los dos clubes más importantes de Argentina sería un gran comienzo.

Patrocinadores

Entre los patrocinadores, la camiseta de River llamará la atención de los espectadores que no siguen a diario el fútbol argentino: no cuenta esta temporada con patrocinador principal en el pecho.

Durante seis años fue la filial argentina del banco español BBVA (BBVA Banco Francés), pero no se renovó en julio y ninguna oferta satisfizo al club del barrio de Núñez, en Buenos Aires, donde se produjeron los incidentes con el bus de Boca que derivaron en la suspensión del juego hace tres semanas.

Igualmente, River tiene a la empresa china de telefonía y redes Huawei en la manga de la playera y a la marca Axe, de Unilever, en el pantalón.

Boca, en tanto, firmó en 2017 un acuerdo con la aerolínea emiratí Qatar Airways un contrato por figurar en el frontal de la camiseta hasta la temporada 2022-23. Es por unos 6,75 millones de dólares por temporada. Además, la compañía petrolera Axion Energy en la manga y, al igual que River, Axe en el pantalón.

Para las marcas que patrocinan a los equipos es un verdadero triunfo llegar a esta final. River y Boca son los dos clubes más valiosos de Argentina, según Forbes. River Plate está noveno en el ranking de América con tiene un valor de marca de 219,1 millones de dólares; y Boca Juniors, décimo (213,1 millones).