La Bombonera está en venta (¿Boca Juniors Huawei Stadium?)

Buenos Aires, Argentina.- Las marcas están revolucionando el fútbol argentino. Desde que asumió el nuevo presidente, Mauricio Macri, el fútbol argentino va hacia lo que parece una privatización generalizada de los clubes. En este contexto, la venta de los nombres de los estadios ya comenzó.

El actual modelo financiero del fútbol argentino está en crisis. Clubes que malgastaron fortunas y están en la quiebra, una asociación (AFA) que debe millones y un Gobierno nacional nuevo que ha decidido no sostener el sistema de televisación gratuito (como lo hizo el anterior durante los últimos años) han generado un problema del que no parece sencillo salir.

En ese marco, las marcas ven una oportunidad única: “los clubes necesitan dinero, nosotros tenemos”, deben estar diciendo los responsables de marketing de las mayores compañías locales e internacionales que ven en el fútbol local una gigantesca oportunidad de negocio.

La última novedad tiene que ver con la idea de Boca Juniors de poner en venta el nombre del estadio del club: la mítica Bombonera. Esta es una práctica muy común en Europa y otros países de Latinoamérica y los Estados Unidos, pero que no se había llevado a la práctica nunca en la Argentina.

En el país, los nombres de los estadios recuerdan viejas glorias de cada institución. Viejos futbolistas o dirigentes que pasaron y dejaron su huella y, como homenaje, hoy con parte del nombre de los estadios. Por ejemplo, el de River Plate de llama “Antonio Liberti”, el dirigente que era presidente cuando se construyó la obra. El de Boca, apodado La Bombonera, se llamaba “Camilo Cichero” en honor al presidente que colocó la “piedra fundamental” para dar inicio a las obras, y luego se cambió por el de otro ex presidente, Alberto J. Armando. El de Argentinos Junior, por ejemplo, se llama “Diego Armando Maradona” y el de Newells “Marcelo Bielsa”.

“Daniel Angelici, presidente de Boca, confirmó en los últimos días que están analizando una oferta millonaria para modificar la denominación del estadio. Si bien no informaron qué marca busca dejar su sello en el escenario, trascendió que la cifra que pagaría oscila entre los 5 y los 10 millones de dólares y que el contrato se extendería, al menos hasta 2017”, publicó La Nación.

Si bien no trascendió el nombre de la compañía, se habla de que podría ser una marca China. Esto hace pesar que las mayores posibilidades están en que sea Huawei, que recientemente firmó un contrato para patrocinar la playera del club.

huawei-6
Tras su acuerdo con Boca, Huawei decidió abandonar el color rojo del logo.

Otras versiones hablan de que Huawei le habría ofrecido 67 millones de dólares por cambiar el nombre del estado por 10 años.

El Arsenal de Inglaterra, por ejemplo, percibe cerca de 34 millones de dólares por llamar “Emirates Stadium” a su cancha, lo mismo que el Wolfsburgo, que renombró –por unos 23 millones– al Volkswagen-Arena.