Renunció Jeremy King, directivo clave en Walmart (hay festejos en Amazon)

Walmart confirmó que el director de Tecnología, Jeremy King, dejará su cargo para irse a otra compañía “no competidora”. King ha sido clave en la actualización tecnológica ara que el minorista pueda hacerle frente a Amazon.

Imagen de Bigstock

Es la mejor noticia que puede haber recibido Jeff Bezos esta semana: Jeremy King, Chief Tecnology Officer (CTO), renunció a Walmart. Dejará al minorista más grande del mundo el próximo 29 de mayo.

¿Por qué debería festejar el CEO y fundador de Amazon? Simple. King ha sido el ejecutivo más importante en la avanzada actualización tecnológica de Walmart.

Los analistas coinciden que fue responsable de la reconfiguración del minorista hacia un modelo de negocio donde la venta en línea cumpla un papel preponderante y no marginal, como lo era hasta antes de la llegada del directivo saliente.

Walmart confirmó que se irá para ser parte de otra compañía “no competidora”.

King se unió al laboratorio de innovación de Walmart hace ocho años, luego de trabajar en LiveOps y eBay. Desde entonces, supervisó varias adquisiciones que hizo el retail de marcas de indumentaria para vender online y estuvo a cargo de la remodelación del sitio web de la compañía.

“Si bien se extrañará a Jeremy, nos deja con un excelente equipo de liderazgo y una organización bien posicionada para promover las prioridades estratégicas de Walmart sin problemas y con excelencia”, dice un correo electrónico que Greg Foran, CEO de Walmart en Estados Unidos, y Marc Lore, jefe de Comercio Electrónico, enviaron a los empleados.

Jeremy King. Imagen: TW @NRFnews

Entre otros proyectos IT, King fue el responsable de la incorporación a prueba de un robot para empacar productos a mayor velocidad, con la idea de lograr mayor eficiencia en la cadena de suministro, algo vital si la idea de la empresa es acelerar los tiempos de entrega de las compras online y poder competir con Amazon.

También estuvo en los proyectos relacionados con vehículos autónomos y la entrega de productos. En julio de 2018, Walmart firmó un acuerdo con Waymo, de Alphabet, para probar un sistema de entrega de comestibles usando autos autónomos en Phoenix.

Unos meses después, el retail se asoció con Ford y Postmates para probar una forma de entrega similar en Miami.

Con King también se sentaron las bases para que la compañía avance en un proceso de implementar un sistema de pedido de comestibles en línea en cientos de tiendas en los Estados Unidos.

Bajo la gestión del directivo saliente se obtuvieron buenos resultados, según Yahoo Finance. “Las ventas a través del comercio electrónico de Walmart aumentaron un 43 por ciento interanual por segundo trimestre consecutivo en el cuarto trimestre de 2018”.

En la última conferencia SXSW (South by Southwest) de este año en Austin, Texas, Jeremy King dijo que la idea de la firma fundada por Sam Walton es ir hacia algo mucho más amplio que un retail tradicional y convertirse en una empresa de tecnología, según publicó CNBC.

“Queremos que la gente entienda que estamos construyendo una organización tecnológica”, dijo King a la CNBC. “Tenemos un equipo especializado en inteligencia artificial y estamos desarrollando las mejores aplicaciones del mundo”.

En este sentido, la semana pasada, publicábamos en Merca2.0 que Walmart está desarrollando productos tecnológicos, como tabletas que se venderán bajo la marca ONN.

Siempre en relación con los avances en ecommerce, la marca adquirió recientemente empresas como Jet.com y Art.com.

Robots para pisos

Desde enero de 2019, el minorista está probando robots autónomos para barrer pisos de sus tiendas en Estados Unidos. Se trata de unidades de limpieza equipadas con cámaras y capacidades de inteligencia artificial.

Las máquinas son una creación de Brain Corporation, una compañía de IA con sede en San Diego que fabrica el soft para fregadores de piso robóticos llamados Auto-C, impulsados ​​por la plataforma tecnológica de la misma compañía.

Imagen: Brain Corp

Tienen navegación autónoma que logran gracias a sensores con los que exploran sus alrededores en busca de obstáculos, como las personas. Esto significa que los robots se podrán usar incluso cuando haya clientes en la tienda.