Poco a poco la nueva normalidad avanza cambiando hacia un escenario que podría entenderse más positivo. Idealmente, si la tasa de contagios logra bajar, en unos meses todo deberá ser relativamente más parecido a como era antes de la pandemia y para ello los negocios deberán estar preparados, pero sin perder de vista las condiciones que está imponiendo la nueva normalidad y el cambio en el comportamiento de los consumidores. En ese sentido, existen al menos 3 consideraciones que serán clave que los negocios sigan para lo que vendrá después.

De acuerdo con el blog de Jeff Bullas, estos son algunos aspectos generales que los negocios de todo tipo deberán contemplar para cuando pase la pandemia:

  • Planear el futuro

Lo único que se puede dar por seguro actualmente con respecto al futuro es que este será diferente para siempre. Los negocios en todo el mundo ha estado tratando de generar toda clase de planeas de contingencia que les permitan operar sin importar lo que ocurra, por ejemplo, miles de empresas recurrieron al trabajo de forma remota o home office.

No obstante, lejos de eso, dependiendo de las operaciones comerciales únicas de cada empresa, ahora es un buen momento para sentarse y planificar cómo adaptarán las cosas para operar en los peores escenarios (por ejemplo, más aislamiento).

Ya sea apalancando productos digitales o implementando servicios de entrega, es necesario descifrar las opciones que se tienen. Existe la posibilidad de que el negocio no vuelva a operar nunca de la misma forma. No hay que anticiparse a una reapertura y pensar que esta resolverá todos los problemas, la gente se quedará con ciertas consideraciones antes de volver de primera intención a los negocios.

  • Digitalizar las operaciones

Si bien la digitalización de los negocios o la transformación digital es un proceso que ya lleva tiempo haciéndose presente, es posible decir que esta ya no es solo una opción que se puede contemplar, es una que se deben apalancar. Desde la facturación hasta las operaciones de flujo de trabajo, todo lo posible debe estar en línea.

No obstante, hay que considerar que, como señala la fuente, la digitalización acelerada del negocio conlleva un mayor riesgo de seguridad de los datos.

  • Digitalizar el marketing

Finalmente, como tercer aspecto que los negocios deben contemplar está la digitalización del marketing. Esta es una de las ventas que trae la digitalización de las operaciones pues se abre un potencial ilimitado de posibilidades de marketing. Por ejemplo, al configurar la identidad comercial online, ahora  se puede comenzar a recopilar datos sobre la audiencia e involucrar a los clientes actuales y potenciales de nuevas maneras.

Para ello, las firmas deben trabajar para conseguir los datos de los clientes pues podrán así mejor entender a su nicho y comprender los cambios. También será posible vigilar a la competencia y evitar las crisis antes de que estas se generen y dejen consecuencias importantes.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299