x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Cómo reaccionan las marcas ante acusaciones de plagio

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

El plagio es una acusación frecuente entre las cadenas de ropa comerciales como Zara, Forever 21, Beshka e incluso entre productoras consideradas de lujo, como Pottery Barn.

El marketing permite a las compañías convertir algo negativo en una forma de sumar a las empresas, tal es el caso de dichas marcas que se han visto envueltas en polémica, pues aprovechan la viralidad para extender el alcance de sus productos.

Un ejemplo es el reciente caso de Zara, de Inditex, la compañía está familiarizada con las prendas que causan polémica, incluso como una estrategia en la que al viralizarse los casos, le dan difusión a sus colecciones. Esto le ha funcionado de tal manera que Inditex logró ventas en 2015 por 20 mil 900 millones de euros, convirtiéndose en el mejor año para el grupo dueño de Zara.

A penas esta semana, Tuesday Bassen, una artista independiente que vive en Los Ángeles, acusó a la empresa de plagio, pues reveló a medios internacionales, varios seguidores contactaron con ella para mostrar la enorme similitud de sus creaciones con las de la marca.

La diseñadora le comunicó a la marca que sus seguidores se percataron del plagio (tiene 132 mil seguidores en Instagram), pero la empresa contestó que ellos tienen más y que “un puñado de seguidores” no podría tener la verdad absoluta. Fue entonces cuando la estadounidense decidió hacer público el caso en redes sociales, ya que aseveró que entablar una demanda con un gigante como Inditex, le costaría el dinero que no tiene.

Rechazamos sus afirmaciones por razones similares a las que ya se han indicado más arriba: la falta de carácter distintivo de los diseños de su cliente hace que sea muy difícil ver cómo una parte significativa de la población mundial sería capaz de asociar esos diseños con los de Tuesday Bassen. Esta es nuestra firme opinión, siendo plenamente consciente de todas las notificaciones que ha traído a nuestra atención (por correo electrónico). En este sentido, debe tenerse presente que la cantidad de avisos son solo un puñado si se tiene en cuenta que millones de usuarios de todo el mundo visitan nuestros sitios web (Zara: 98.000.000 visitas mensuales de promedio el año pasado, Bershka: 15.000.000 visitas mensuales de promedio), las cifras ponen claramente esas pocas notificaciones en perspectiva

Otro caso sonado es el de Pottery Barn es una empresa estadounidense, considerada como una marca de lujo, la cual se enfoca en diseñar muebles y artículos decorativos para el hogar. En recientes fechas Pottery Barn ha causado polémica por lanzar al mercado, como parte de su colección Verano 2016, un cojín decorativo “inspirado” en los tradicionales bordados otomíes, conocidos como “Tenango”, derivado de Tenango de Doria, lugar donde se ubica dicha comunidad y en cuyos bordados la etnia busca retratar su cosmovisión.

plagio_otomies

Y un tercer ejemplo es el caso de Forever 21, que después de ser acusada por H&M, volvió a enfrentar una demanda a raíz de una playera blanca con la palabra “Wild” muy similar a una obra del artista de Portland, Sam Larson.

Es así como las compañías crecen sus ventas a costa de un impacto en su imagen, ¿al final les convendrá?

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados