Si un sector se beneficio, hasta cierto punto, de la contingencia sanitaria ese fue el delivery. Específicamente, hablamos de marcas como Uber Eats, Rappi o Didi Foods que entregaron la posibilidad a los usuarios de acceder a ciertos productos y alimentos sin salir de casa.

El confinamiento sólo hizo crecer a mayor velocidad una tendencia que ya prometía un potencial importante.

El mercado de las entregas

Según un informe publicado por la firma de análisis Allie Market Research el mercado global de las apps de comida a domicilio alcanzó un valor de 3 mil 790 millones de dólares durante 2017 y se espera que para 2023 esta cifra alcance los 16 mil 600 millones de dólares, con un crecimiento anual del 27.9 por ciento.

En el mercado mexicano las cifras son contundentes. Se calcula que cada mes los consumidores mexicanos gastan 700 pesos en servicios como Uber Eats.

De manera puntal, cifras entregadas por Statista indican que cada año los mexicanos gastan 74 dólares en pedidos de comida a domicilio en restaurantes y 54.4 dólares en aplicaciones de entrega a domicilio, lo que genera un valor de mercado de mil 657 millones de dólares anuales, entre ambos tipos de servicios.

Lo cierto es que a medida que más usuarios se sumaron a este modelo de comercialización, la competencia para las marcas del segmento se hizo más aguda, con lo que quedarse con los servicios y productos ya establecidos no es opción ahora ni a futuro.

Anticipando este escenario, Uber Eats, por ejemplo, acaba de agregar una nueva función a su plataforma en la que por 99 centavos más a cada 2 dólares sería posible acceder a una “entrega prioritaria”, misma que se caracteriza por reducir entre cinco y 10 minutos la entrega de cualquier pedido.

Todo en uno

Sobre esta misma línea camina el nuevo anuncio de Rappi, firma que este miércoles anunció el lanzamiento de un portafolio de entretenimiento que considera: videojuegos en línea, una plataforma de música, eventos en vivo y compras de ropa en vivo.

“Estamos creando un ecosistema donde vamos a tener todo el entretenimiento de la industria condensado en la plataforma logrando pasar por experiencias que van a ser absolutamente disruptivas para Rappi y los usuarios solamente dentro de nuestra plataforma”, afirmo Juan Sebastián Ruales, director comercial de la plataforma.

De manera puntual, la nueva oferta de esta app de entrega se resume en los siguientes puntos:

Rappi Games

Esta linea contiene, al momento, cerca de 150 juegos “de alta calidad”, que además de contar con una interfaz sencilla e intuitiva alimentada por torneos y misiones permitirá  los usuarios obtener puntos que podrán canjearse por premios en descuentos a productos, envíos a domicilio e incluso productos gratis.

Esta linea no es del todo nueva. Fue lanzada hace un mes y medio y ya cuenta con 266 usuarios únicos jugando cada semana en promedio 3.5 millones de juegos.

Live Events

No es otra cosa que la transmisión de eventos en vivo que permitiría a los generadores de contenidos interactuar con sus fans además de monetizar sus contenidos y acceder a nuevas soluciones para vender boletos, mercancía oficial y otros productos.

Esta plataforma ya tiene agendas algunos eventos con artistas como Dylan Fuentes; speakers como Javier Gómez Santander, guionista de la serie de Casa de Papel o Álvaro Morate jugador del Atlético del Madrid; y diversos influencers.

Se estima que el alcance del servicio es de 30 millones de personas con una posibilidad de recaudación por evento que asciende a los 400 mil dólares.

Live Shopping 

Ligada a la plataforma anterior, este servicio permite a los usuarios comprar en tiempo real durante un evento desde un refresco hasta una prenda con la promesa de que llegara en media hora.

Esto permitirá a las marcas vender mediante un banner que se ubicará en la transmisión en vivo, dentro del cual se podrán ofrecer descuentos y promociones. La plataforma ya tiene alianzas con marcas como Diageo, AB InBev, Coca Cola y Adidas.

Rappi Music

No es otra cosa más que una plataforma de streaming personalizada que funcionará de manera similar a Spotify. Su gran plus es que además de escuchar música, los usuarios podrían comprar productos oficiales de sus artistas.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299