Ráfaga de viento, la posible causa del accidente de Aeroméxico

Tanto la autoridad de Durando, el gobierno Federal y Aeroméxico han emitido constantes publicaciones en sus redes sociales a fin de informar la evolución de los pasajeros y tripulación así como para emitir datos que vayan saliendo tras las investigaciones

Aeroméxico
Foto: Aeroméxico

La tarde de este martes, la caída de una aeronave de Aeroméxico que partía de Durango con destino a la Ciudad de México fue el centro de la mayoría de la atención mediática, tanto en redes sociales como en los medios tradicionales, conforme pasaron los minutos después del siniestro, la noticia se propago hasta alcanzar la cobertura internacional así como liderar las tendencias en redes sociales.

Como parte de la misma, tanto la aerolínea como las autoridades estatales han dado cortes informativos para precisar las causas que llevaron al desplome de la unidad Embraer 190 tras cinco minutos de despegar; de acuerdo con el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, se dio a conocer que una ráfaga de viento generó el desperfecto que sufrió el avión que cubría el vuelo AM-2431.

Asimismo, el gobernador Rosas Aispuro señaló que estos informes preliminares deberán ser confirmados por la Procuraduría General de la República así como por Aeronáutica Civil, instancias que iniciaron las investigaciones al respecto.

Por su parte, Aeroméxico emitió un comunicado a las 22 horas en las que señaló que se trató de un día muy difícil para los pasajeros, pilotos y sobrecargos, las familias y seres queridos de todos los afectados por este incidente, y también para la familia de Grupo Aeroméxico así como la sociedad mexicana.

De igual forma detalló que en el avión viajaban 88 pasajeros adultos, nueve menores de edad, dos infantes y cuatro integrantes de la tripulación que consistía en dos pilotos así como dos sobrecargos.

La aerolínea precisó que hasta el momento no se reportan pérdidas humanas, gracias a la oportuna actuación tanto de la tripulación y los pasajeros.

La respuesta de los implicados en este desafortunado evento ha sido constante a fin de evitar la propagación de noticias falsas sobre este hecho; aún cuando han existido ciertas imprecisiones como lo es el número de pasajeros y tripulantes; lo fluido de la información así como sus actos para con los familiares de las personas que iban a bordo, han generado una mayor precisión sobre las acciones y la evolución en los acontecimientos.