Los estilos de vida y la movilidad que demandan los usuarios están determinando nuevas acciones por parte de las marcas motoras, pues de la innovación y adaptación a los nuevos esquemas, depende el éxito de sus compañías.

Harley-Davidson anunció que diversificará su oferta a la venta de bicicletas eléctricas y scooters, porque el mercado ahora pide unidades sobre las cuales sea más práctico trasladarse, ante los espacios urbanos cada vez más saturados por automóviles y el poco espacio que estos dejan para motocicletas y bicicletas.

Hay diversas marcas automotrices que cuentan con sus propias bicicletas, Audi y Mini Cooper son algunas de las marcas de lujo que han buscado extenderse a este segmento, sin embargo, es una apuesta de diseño, mas no algo que responda a los estilos de vida y las nuevas exigencias de los consumidores.

Lo anterior ha sido determinante no solo para marcas como Harley Davidson, también para empresas que han tenido que adaptarse para lograr sobrevivir a la transición que el mercado pauta.

Dentro de los estilos de vida hay necesidades y momentos, que definen la demanda de determinados productos o servicios, en función de las nuevas normas en el mercado.

Lo anterior ha permitido observar cada vez más análisis que profundizan en el interés del consumidor de nicho, es decir entenderlo a partir de elementos como el sentimiento que demuestran ante ciertos contenidos o acciones que enfrentan.