• En cifras de Deluxe, para 2020 se alcanzarán las 284 mil millones de descargas de apps anuales

  • Para 2015, de acuerdo con Comscore, la categoría de redes sociales era la más popular en cuestión de descargas

  • A finales del próximo año, según Statista, estos programas traerían ingresos por 188 mil 900 millones de dólares anuales

De acuerdo con Statista, ya desde 2017 más de la mitad de la navegación en línea se hacía a través de dispositivos móviles. Esto es importante no solo para motivar a los negocios a optimizar sus páginas para mobile. También es crucial por el intenso uso que le dan los consumidores a las aplicaciones para smartphones y tablets. De acuerdo con Smart Insights, hasta 90 por ciento del tiempo de las personas en sus teléfonos, se invierte en apps.

Para las empresas, estos programas son una oportunidad de negocio. Para los proveedores de contenidos, sirven como portal para acceder a los materiales. A quienes venden productos, pueden ser útiles para distribuirlos sin ayuda de intermediarios. Y para quienes proporcionan servicios, una implementación móvil podría incrementar el atractivo y conveniencia de su sistema. Sin embargo, no basta con lograr que los usuarios descarguen las apps.

eMarketer apunta que la mayoría de las apps son eliminadas siete días después de instalarse. Peor aún, para finales de 2019 se estima que el 25 por ciento de los programas solo serán utilizadas una vez por los usuarios. Y es que muchas compañías no dan un seguimiento a sus desarrollos cuando consiguen la instalación. En este sentido, LeanPlum apunta que cinco tipo de notificaciones push pueden mejorar la tasa de interacción del público con este software:

Notificaciones para reactivar usuarios inactivos

Muchas personas, después de descargar algunas apps, las utilizan solo un par de veces. Si bien dejan el programa instalado, dejan de entrar por largos periodos de tiempo. Es importante que las marcas manden mensajes dirigidos específicamente a personas que no hayan tenido actividad en la aplicación por una, dos o tres semanas. Estos recordatorios solo deben llegar a las personas que no hayan entrado en un largo tiempo, para no fastidiar a otros clientes.

Contenidos adicionales para apps de compra

La mayor parte de los negocios que venden productos solamente desarrollan tiendas en línea para sus apps. Por esta razón, los usuarios realmente aprecian a las compañías que dan el extra en su servicio. Una buena forma de motivar el uso de las apps del negocio es enviar contenidos útiles relacionados con sus compras. Por ejemplo, si una persona contrató un seguro de viaje, es conveniente mandar recomendaciones de seguridad al irse de vacaciones.

Animar a descargar actualizaciones

Si el negocio considera seriamente sus apps como parte del funnel de ventas, debe estarlas corrigiendo y aumentando constantemente. Sin embargo, esto significa que los usuarios deben también estar al corriente de estas mejoras para disfrutar la experiencia más adecuada. Al mismo tiempo, son pocas las personas que tienen al día los programas en sus smartphones. Procura mandar mensajes ocasionales a la gente cuando existan actualizaciones importantes.

Informar de nuevas funciones

Este punto está muy ligado a la idea anterior. Cualquier negocio debe animar a sus usuarios a disfrutar de la experiencia más reciente de sus iniciativas. Al mismo tiempo, puede ser molesto para las personas estar actualizando apps para cambios menores. Por eso es importante mandar notificaciones push con las características más relevantes de las nuevas versiones. De esta forma, incluso usuarios inactivos podrían regresar a probar estas utilidades novedosas.

Mandar mensajes personalizados

Para un cliente, es crucial saber que sus apps les darán el mejor servicio y la mejor experiencia posible. Un factor crucial en este aspecto es aprovechar al máximo de la información que recolecta el programa. Tu negocio puede aprovechar y mandar notificaciones push según el clima, la posición geográfica o la hora del día de tus clientes. Solo hay que procurar que estos mensajes no sean excesivamente invasivos ni muy insistentes, para no generar aversión.