Las marcas de retail alrededor del mundo enfrentan uno de los momentos más complejos en toda su historia. Ahora se cuentan por docenas las tiendas de marcas como Sears o Victoria’s Secret que cerrarán de manera definitiva, en buena medida, a causa de la crisis que se derivó por la emergencia sanitaria.

Y es que el sector minorista está viendo agravada una situación que antes de la pandemia ya amenazaba su bienestar.

Los números de retail

Cuando menos así lo expone un reciente reporte de GlobalData, el cual revela que el gasto global en la industria minorista caiga un 3 por ciento durante 2020, equivalente a aproximadamente 549 mil millones de dólares.

En ese sentido, vale la pena citar datos del US Census Bureau, los cuales advierten que la categoría con la caída más fuerte en ventas ha sido la de ropa y accesorios, con una contracción de ventas de 78.8 por ciento; seguida de electrónicos, que ha tenido una contracción en ventas de 60 por ciento; mientras que la categoría de muebles y accesorios para el hogar ha visto una contracción de 58 por ciento.

En buena medida, estos estimados se han realizado en función de los cierre obligados de muchas sucursales y la caída en las ventas a causa del contexto actual que vive el consumidor.

Cierres: Imán para el shopper

Lo cierto es que el anunció de algunas tiendas se han convertido en un verdadero imán para los consumidores, quienes buscan promociones ante la necesidad de las firmas de dejar vacíos los almacenes que están por abandonar.

Cuando menos así se ha demostrado en los locales de Laredo, Texas, en donde firmas como Bealls y Sears anunciaron el cierre de sus tiendas.

Con este anuncio, las tiendas de dichas firmas se mostraron con largas filas a sus puertas, en donde cientos de compradores buscaron garantizar su entrada a los establecimientos para aprovechar las ofertas prometidas.

Hablamos de los locales ubicados en las instalaciones del Mall Norte, en donde tiendas como Sears prometieron hasta un descuento de 70 por ciento en sus mercancías.

Coo parte del proceso de cierre, Sears ofrecen entre el 30 al 70 por ciento de descuento en ropa, calzado, joyería, blancos, herramientas, colchones y hasta en muebles y aparatos eléctricos. Por su parte, Bealls ofrece hasta un 50 por ciento en ropa, perfumes y joyería.

Medios locales, informan de largas filas a las afueras de estos establecimientos, en donde los consumidores se han olvidado de la sana distancia y de las salidas únicamente prioritarias para aprovechar estos descuentos.

El reto para el sector retail

Escenarios como los que ahora caracterizan la realidad de Sears, ponen sobre la mesa la importancia de llevar a buen puerto los procesos de apertura, mimos que aunque apremian en rapidez, tendrán que hacerse sobre una estrategia sólida.

En mercados de gran tamaño el desafío que supone la reapertura de los puntos de venta será especialmente interesante.

En Estados Unidos, por ejemplo, se estima que se han cerrado 630 mil tiendas minoristas en todo el país, junto con restaurantes, gimnasios y teatros.

Si bien la reactivación de estos establecimientos se hará de manera paulatina y escalonada, la realidad es que las aperturas nunca se han realizado a la velocidad o escala que ahora mismo la economía demanda.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299